• Viajes

    España dulce: Granada

    Iniciamos una nueva serie de posts dedicados a una de las facetas más deliciosas de todos los viajes: la gastronomía, y más en concreto a los dulces y la repostería típicos de cada destino. Nuestro viaje por la España dulce se inicia en la ciudad de Granada.

    Los Piononos

    Nadie viaja a Granada sin probar los piononos. Es casi una obligación tan imperiosa como la de visitar la Alhambra. Esta maravilla está compuesta por una fina lámina de bizcocho que se suele empapar en licor dulce, y un relleno de crema y canela. Todo se enrolla formando un cilindro rematado por un poco de crema azucarada tostada.

    Se trata de un invento de Ceferino Isla, repostero de Santa Fe, localidad situada a las afueras de Granada, que creó esta delicia en el año 1897 para rendir homenaje al Papa Pío IX (Pío Nono). Los mejores los encontrarás en la Pastelería Casa Isla, que tiene varias sucursales en la ciudad.

    Los dulces de la Alpujarra

    Teniendo en cuenta que en esta región fue donde los musulmanes permanecieron durante más tiempo, es lógico encontrar en la repostería local una fuerte influencia de la repostería árabe.

    Un fantástico ejemplo de este buen hacer son los Soplillos, elaborados con harina, miel, almendras, huevos y aceite de oliva. Son muy célebres los de Murtas, Cádiar, Ugíjar y otros pueblos.

    Recorriendo la provincia también vale la pena probar los buñuelos de Lanjarón, que se sirven acompañados de chocolate (aunque algunos prefieren el bacalao o el jamón como complementos), igual que los borrachuelos de Pampaneira, los huesos de santo de Loja y los tocinillos de cielo de Guadix, especialmente los de la Confitería La Oriental.

    Nos quedan aún algunos dulces granadinos que cautivan a todos los viajeros sin excepción: los roscos de vino, tan típicos de las localidades de Baza y Huéscar. Hechos con harina, aceite de oliva, vino blanco, almíbar, cáscara de naranja, canela y azúcar, este es sin duda un gran hallazgo de la repostería tradicional. Y para concluir este delicioso viaje, la torta real de Motril, que desde hace cinco generaciones elabora con gran maestría la familia Videras.

    Fotos vía: Ideal

    Escrito por Daniel Terrasa el 28 enero, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario