Viajes

En tren por la Nariz del Diablo, en Ecuador

Cuando el gobierno de Ecuador dio luz verde en el año 1895 al proyecto de unir por ferrocarril la ciudad costera de Guayaquil con la capital Quito, nadie podía imaginar las dificultades que entrañaba abrir una vía a través de las cumbres andinas. Ésta sería llamada “la línea de ferrocarril más difícil del mundo”, que alcanza su máximo grado de dificultad en un paraje conocido como La Nariz del Diablo.

Para llevar a cabo esta ingente tarea, se contrató a un equipo de ingenieros estadounidenses que debían asesorar a la Quito Railway Company. Ls obras se pusieron en marcha en 1899 y las dificultades no se hicieron esperar: frecuente actividad sísmica, fuertes lluvias, animales salvajes, enfermedades tropicales… Pero sobre todo la diabólica orografía de la región.

La parte más difícil técnicamente de esta ruta era una formidable roca conocida como la Nariz del Diablo. Para salvar este vertiginoso acantilado 800 metros, los ingenieros tallaron una serie de curvas pronunciadas que permitían el ascenso del tren avanzando y retrocediendo por la cornisa, un sistema efectivo pero complicado.

Más de 2.000 trabajadores murieron por una u otra razón durante la construcción de este ferrocarril. Muchos de ellos eran prisioneros condenados a trabajos forzados. Para los supersticiosos, este era el tributo que se cobró la montaña por la ambición humana.

La línea permaneció activa desde 1902 hasta 1997. En la actualidad, sólo los 12 km del tramo entre Alausí y Sibambe siguen abiertos al público, para que los turistas puedan disfrutar de la aventura de viajar por este precioso paisaje de montaña preciosa y revivir épocas pasadas con un emocionante y sobrecogedor descenso sobre la Nariz del Diablo.

Fotos vía: trenecuador.com

Escrito por Daniel Terrasa el 7 junio, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario