• Sin categoría

    El Rebujito, la bebida del verano en Andalucía

    El verano es tiempo de cócteles. Hay quien refresca sus noches estivales con un mojito, una caipirinha o un gin tonic en la mano, pero si viajamos a Andalucía lo más apropiado es tomarse un rebujito, una deliciosa bebida con mucha historia que no puede faltar en ninguna fiesta. ¿Quieres conocer sus secretos?

    Todo el mundo lo sabe: el rebujito se elabora con vino manzanilla mezclado con algún tipo de bebida espumosa como gaseosa, Sprite o 7up. La mezcla se hace en una jarra bien fría a la que se le añade hielo y opcionalmente unas hojas de menta. Podríamos decir qu ees la bebida “oficial” de las grandes ferias andaluzas, como la de Sevilla, Córdoba o Málaga, aunque se puede consumir en cualquier época del año, sobre todo cuando aprieta el calor.

    Sin embargo, cada rincón andaluz tiene sus propias normas que fijan cómo debe prepararse un auténtico rebujito. En algunos lugares como Jerez o El Puerto de Santa María se usa vino fino y en otras partes como la provincia de Málaga se hace con vino blanco. Cada pueblo tiene su propia receta, pero el resultado es siempre en mismo: una néctar digno de dioses.

    Pero aunque duela reconocerlo, lo cierto es que esta bebida fue inventada por los ingleses. En la época victoriana se popularizó bajo el nombre de Sherry Cobbler, que conseguían mezclando vino de jerez con azúcar, limón, hielo picado y agua con gas.

    No importa: el rebujito hoy es un signo de identidad de todas las fiestas que se celebran en Andalucía, siempre acompañado de otras delicias gastronómicas de la región.

    Eso sí, conviene beberlo con moderación porque, debido a que se sirve muy frío y a su dulce sabor, puede engañarnos haciéndose pasar por una bebida inofensiva que más de una vez se sube a la cabeza de manera traicionera. ¡Ojo con el rebujito!

    Fotos vía: serviocio.es

    Escrito por Daniel Terrasa el 8 julio, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario