Viajes

El Puente Luís I, el orgullo de Oporto

Un majestuoso puente de acero conecta las orillas del llamado barrio brasileño de Oporto y Vila Nova de Gaia tendiendo sus brazos y columnas sobre las aguas del Duero. Es el Puente Luis I de Oporto, inaugurado en el año 1886 para acabar convertido en uno de los grandes iconos de la ciudad portuguesa, la típica postal donde no deben faltar los rabelos, las viejas embarcaciones que tiempo atrás transportaban los barriles de vino a los pies del puente.

Lleva el nombre de un rey, Luis I de Portugal (Dom Luíz) aunque fue construido por un alemán llamado Téophile Seyring, socio y amigo de Gustave Eiffel, el constructor de la inmortal torre parisina. Realmente algo de su esencia se puede apreciar en la estructura del puente.

Dividido en dos pisos, el superior es más largo (unos 390 metros) y acoge las vías de la Línea D del Metro de Oporto. El piso inferior tiene solo 174 metros de longitud y está reservada a otros vehículos como coches, autobuses o camiones. Los peatones pueden cruzar de un lado al otro del río por las pasarelas ubicadas en ambos pisos. desde la de arriba se puede disfrutar de una espectacular panorámica del Douro  a su paso por la ciudad, así como los barrios que han nacido a ambos lados del río. Desde abajo impresiona su poderoso arco de hierro de 172 metros que llega a elevarse hasta 45 metros sobre el nivel del agua.

Una leyenda urbana sostiene que los habitantes de la ciudad, ofendidos por la ausencia del rey en la inauguración del puente, decidieron sustituirel nombre original de “Ponte Dom Luís I” por el de Luís I a secas. Aunque es completamente falso son muchos los guías turísticos que siguen contando la historia.

Fotos vía: publico.pt

Escrito por Daniel Terrasa el 9 junio, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario