Viajes

El Palacio de la Paz, la pirámide de Astana

En septiembre de 2003, Kazajstán, la mayor de las antiguas repúblicas soviéticas, fue la sede del Congreso de Dirigentes de Religiones Mundiales y Tradicionales. Tras el éxito del evento, el gobierno kazajo decidió que se repitiera el congreso cada tres años, en la impresionante capital del país, Astana. Y como gran centro de ceremonias se mandó construir el llamado Palacio de la Paz y la Reconciliación.

La causa era noble: crear un espacio para la comprensión religiosa, la renuncia a la la violencia y la promoción de la fe y la igualdad. Y ese espacio tomó la forma de una gran pirámide de cristal de 62 metros de altura.

El interior del Palacio de la Paz y la Reconiciliación alberga un teatro con 1.500 asientos, el Museo de Historia Nacional, el Centro de Investigaciones de las Religiones del Mundo, Biblioteca de Literatura Espiritual Religioso así como varias salas de exposiciones y conferencias.

El edificio, uno más del amplio catálogo de arquitectura fascinante de la ciudad de Astana, impresiona tanto por fuera como por dentro. El espacio interior se organiza en torno a un atrio central decorados con haces de luz de colores cambiantes. Un óculo acristalado en el techo arroja luz hacia el auditorio, llenando la atmósfera con una magia especial.

La pirámide acabó de construirse en 2006 y desde entonces ya ha albergado cinco congresos a los que asistieron delegados de países en representación de las principales religiones y creencias del mundo, con la mira puesta en la erradicación del radicalismo y el terrorismo. De momento parece que no se ha avanzado mucho en este aspecto, aunque a menos sí se ha logrado que el edificio ya es una de las grandes atracciones turísticas de la capital kazaja.

Fotos vía: Foster & Partners

Escrito por Daniel Terrasa el 27 diciembre, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario