• Reportajes

    El mar Muerto, dejarse flotar

    principal

    Tiene unos 80 km de largo y un ancho máximo de unos 16; su superficie es aproximadamente de 810 km². Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago, y el nivel del mar es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación. Realmente no es un mar, sino un lago situado entre Israel y Jordania. Pero es salado. Once veces más que el océano. Las únicas que logran sobrevivir en su agua son las artemias (un tipo de crustáceo). Lo más curioso de él, sin duda, es que su salinidad, su densidad, es tan elevada que impide a un ser humano hundirse de forma natural. Aviso para navegantes: es inútil la entrada con colchonetas u otro tipo de hinchables.
    La salinidad del mar Muerto (concepto que muchos físicos detestan porque consideran incorrecto o poco preciso en este caso) se debe, en buena parte, a las altas temperaturas del lugar, que hacen que se evaporen unos 20 mililitros de agua al día.
    periódicoIntentad nadar, caminad dentro del agua; no servirá de nada. El mar Muerto es un lugar para relajarse, donde la naturaleza te lleva, aunque no te dejes. Una curiosidad histórica: según la Biblia, las ciudades malditas de Gomorra, Sodoma, Zeboím y Asmad estaban en el sector sur a orillas del mar Muerto, cercano a la actual península de Lisán; pero hasta ahora no hay evidencias arquelógicas concluyentes al respecto.
    Dicen que es el punto más bajo de la Tierra y que es rico en muchos minerales. Esta es la característica que más atrae a los turistas.
    beneficios Tiene notables cualidades curativas, terapéuticas. Los que se han “dejado caer” en él aseguran que, si te entra agua en los ojos o si tienes alguna herida, puedes ver las estrellas. Después del baño, no es recomendable ir a otras zonas, ya que es imprescindible limpiarse con agua y jabón porque da la sensación de haberse metido en una lata de aceite o en un barril de petróleo, si se toca el barro.
    Hacerse el muerto. Esta expresión cobra vida en las aguas de este lago. Pero no se lleva el título del más salado de la Tierra, ya que lo superan el lago Assal en Yibuti y ciertos lagos antárticos.

    Fuente: Dónde viajar, Archaeology Archive Project, Planeta Curioso, Centro Mujer

    Escrito por Marta Rosella Gisbert el 1 febrero, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , , , , Reportajes

    Déjanos tu comentario