Viajes

El lujo de alojarse en un Riad marroquí


Cuando viajes a Marruecos puedes optar por alojarte e un hotel convencional o bien lanzarte a la aventura de hospedarse en un Riad, una experiencia exclusiva y exquisita. El Riad es una casa, un hotel, un restaurante y un palacio al mismo tiempo.

La estructura del Riad es siempre la misma: todo gira en torno a una gran sala o patio central dominado por una fuente o una piscina. Esta organización espacial mezcla las influencias de la tradicional arquitectura árabe-andalusí con las influencias de persas y romanos. El patio es de este modo una suerte de oasis de frescor en el que a menudo se siembran plantas y pequeños árboles.


Las habitaciones están en los pisos superiores mientras que el techo suele ser es una terraza ajardinada dotada en algunos casos de sauna de vapor estilo hammam y solarium. Como es lógico, la decoración responde a un patrón tradicional y armonioso, integrando elementos antiguos de la arquitectura islámica, morisca y, en el norte del país, también bereber.

Estos palacios decadentes fueron reformados a partir de la década de los 70 en ciudades como Fez, Rabat, Salé, Meknes, Tánger, Marrakech y Essaouira. A restaurarlos y convertirlos en hoteles de lujo, acogedores y exclusivos, se consiguió salvaguardar el patrimonio cultural del país y a la vez potenciar el desarrollo del turismo.

riad-monceau_mg_6522
Hay también riads modernos, construidos hace pocos años fuera de las estrecheces de la medina de las ciudades, y dotados de todas las comodidades del gusto de los turistas occidentales: ducha, calefacción y chimenea para el invierno, aire acondicionado, paneles solares, etc.

En todo caso, lugares maravillosos en los que alojarse para vivir un viaje a Marruecos con un sabor auténtico y con un toque de lujo.

Fotos vía: Le Monde

Escrito por Daniel Terrasa el 27 octubre, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario