Rutas

El litoral de Iparralde, la costa vasco-francesa

De Hendaya a Hossegor, la costa de Iparralde (el país vasco francés) se nos presenta con marcadas diferencias con respecto a las de sus litorales hermanos, los de Guipúzcoa y Vizcaya. Este es el reino de Las Landas, sesenta kilómetros de costa rectilínea con largas playas, grandes mareas y encantadores pueblos de pescadores.

Justo al cruzar la frontera de Irún aparece Hendaya, cuya playa de 3 kilómetros pasa por ser la más tranquila del País Vasco, siempre a resguardo de las peores marejadas y muy apreciada por los surfistas. Hoteles y spas de talasoterapia completan la oferta de una de las localidades más turísticas de la zona. La ciudad, en la desembocadura del Bidasoa y  justo frente al aeropuerto de San Sebastián-Hondarribia, bien merece un paseo.

Hacia el norte, siguiendo la Route de la Corniche y tras detenernos a disfrutar de la vista de Les Deux Jumeaux (“los dos gemelos”, foto de arriba), nos topamos con Saint-Jean-de-Luz, hermoso  pueblo pesquero con casas típicas y restaurantes marineros. Un placer en todos los sentidos que se puede admirar en toda su grandeza desde lo alto del mirador de Santa Bárbara.

La carretera principal se aleja de la costa hasta llegar a Bidart, desde donde se llega fácilmente a Biarritz, tal vez el lugar más elegante de todo este litoral, salpicado de edificios Belle Époque, lujosas tiendas y maravillosos paseos por el puerto y el faro. Resulta sorprendente saber que esta ciudad era un simple puerto ballenero sin glamour hasta que a mediados del siglo XIX Eugenia de Montijo lo eligió como lugar de veraneo, construyó sobre el mar un palacio (el llamado Hotel du Palais) y convirtió a Biarritz en balneario de moda.

Desde aquí la ruta se divide: podemos desviarnos al interior y visitar la interesante ciudad de Bayona, llena de historia y lugares hermosos, o bien proseguir por la costa hasta el Lac de Hossegor, un increíble puerto natural cerca de la localidad de Capbreton. Llegar aquí es entrar ya en la región de Aquitania, pero vale la pena hacer unos kilómetros más para admirar su bello paisaje atlántico.

Fotos via: Doug Pearson

Escrito por Daniel Terrasa el 7 febrero, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , , Rutas

Déjanos tu comentario