• Sin categoría

    El kilt: la falda escocesa

    kilt

    En el imaginario de muchas personas del mundo los escoceses son esos hombres pelirrojos y viriles que se visten con faldas. Se trata del  kilt, una antigua tradición y seña de identidad nacional. Una sencilla prenda de vestir que evolucionó hace siglos a partir del tartán (la tela de cuadros escoceses) y que hoy sigue siendo utilizada en fiestas y actos solemnes en toda Escocia.

    El kilt original era una prenda larga de unos cinco metros de longitud que envolvía todo el cuerpo y se ceñía al cuerpo con un cinturón. No había nada de glamour, era solo una cuestión práctica: por la noche el cinturón se desabrochaba y esta tela de cuadros se convertía en una cálida manta.

    Se cree que fueron los vikingos quienes introdujeron esta curiosa prenda de vestir en el país. La importancia del kilt radicaba en que el color y el dibujo de los cuadros del tartán servían para distinguir a los diferentes clanes de las Highlands.

    Con los años el kilt fue volviéndose cada vez más pequeño hasta tomar el aspecto que hoy  todos conocemos, dejando solo la falda y el cinturón. En el año 1746, tras la derrota escocesa de Culloden a manos de los ingleses, el kilt y otras tradiciones del país fueron prohibidas. Por suerte, los regimientos británicos de las Tierras Altas decidieron incorporarlo a su uniforme consiguiendo así que sobreviviera hasta nuestros días.

    Los kilts modernos difieren bastante de aquellas viejas mantas enormes. Su tela está tableada en los laterales y la parte trasera, con las tablas cosidas entre sí sólo en la cintura. Muchos escoceses, aferrados a sus tradiciones y orgullosos de ellas, usan el kilt de forma cotidiana, aunque resulta inevitable que los turistas acaben fotografiándoles por la calle.

    Fotos vía: your-kilt.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 18 julio, 2012 | 3 comentarios
    , Sin categoría

    Mapas Raros: Clanes de Escocia | 26 de septiembre de 2012 | 11:51 am

    [...] Para saber más: El kilt: la falda escocesa [...]

    Isamuel | 22 de julio de 2013 | 2:08 pm

    Estamos buscando apoyo, para que los diseñadores, y las casas de moda promuevan y saquen al mercado faldas, y vestidos con falda diseñados para varones; pues la incomodidad del pantalón siempre ha sido insoportable, solo que a la mayoría de congéneres les daba temor hablar de sus incomodidades y NECESIDADES. Algunos pensaban que se reirían o se los ridiculizaran si manifestaban sus insatisfacciones e incomodidades; y han preferido vivir con las molestias mas grandes.
    El Overol o pantalón fue proclamado para labores especificas, pero ahora nos han impuesto esta tortura a tal punto que sin temor a equivocarme esta afectando la salud, y la calidad de vida de los hombres y sus familias.

    El pantalón es la prenda menos adecuada para un hombre; el calzoncillo bóxer, hace las veces de férula en los genitales, (propiciando disfuncion y discapacidades), la costura central del pantalón maltrata, magulla e incomoda todo el tiempo los genitales; la correa o cinturón hace las veces de torniquete, y obliga al corazón a bombear la sangre con mayor esfuerzo, (para vencer la contracción que hace el torniquete), y por mala irrigacion sanguínea afecta: el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor. Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural. Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES. El pantalón, el calzoncillo ajustado, la costura central del pantalón, y la correa o cinturón, están promoviendo las enfermedades modernas de los hombres: IMPOTENCIA, ESTERILIDAD, PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA Y POSIBLEMENTE CÁNCER DEL TESTÍCULO.
    Ninguna parte del cuerpo del varón se maltrata mas que los genitales.
    Por salud y comodidad mejor usar FALDAS O VESTIDOS CON FALDA

    Henry R. | 8 de mayo de 2014 | 3:58 am

    Hace unos meses decidí usar un kilt, para mi sorpresa ha sido una experiencia agradable, me siento libre y descansado, obviamente la crítica de algunos de mis amigos y conocidos no se hizo esperar, pero yo creo que fue más por envidia que por otra cosa, muchos manifestaron lo elegante que me veo y sobre todo resaltaron la comodidad y de verdad es así, soy chef y mantengo mucho tiempo de pie, soportando altas temperaturas en mi cocina, pero cuando uso mi kilt sin ropa interior debajo creánme que se siente super descansado, siempre que llego a mi casa lo primero que hago es ponerme uno de mis kilt y que chévere, además a mi esposa le encanta verme así. No lo duden es una grata experiencia.

    Déjanos tu comentario