Viajes

El jet d’Eau de Ginebra


En la cuenca de La Rade, donde la ciudad suiza de Ginebra se asoma al Lago Leman, se levanta un espectacular chorro de agua que alcanza los 140 metros de altura. Es el famoso Jet d’Eau, una de las grandes atracciones de la ciudad y con toda seguridad la más fotografiada.

La historia de este monumento de agua es bien curiosa. Originariamente no fue más que un sistema práctico para limitar la presión de las conducciones de agua con la que funcionaba la maquinaria utilizada en joyería, principal industria de la ciudad en el siglo XIX. Sin embargo, en 1891 se decidió que el Jet d’Eau fuera más alto y se iluminara por las noches, una forma original de embellecer la ciudad y celebrar los 600 años de existencia de la Confederación Helvética.

Un monumento de agua

Actualmente el Jet d’Eau arroja al aire unos 500 litros de agua por segundo a una velocidad de casi 200 km/h. Su flujo es constanteme y el agua que se mantiene en el aire pesa más de 5 toneladas.

Desde su reubicación en 1951 en la zona de La Rade, es visible desde cualquier punto de Ginebra cerca del lago, pero sin duda las mejores vistas de este colosal chorro de agua se obtiene desde Bains des Pâquis, el famoso y elegante balneario de la ciudad.

El chorro funciona las 24 horas del día todos los días del año, excepto cuando se producen heladas o en días de mucho viento. Cada noche es iluminado por potentes focos de colores que dibujan una de las estampas más bonitas de la capital de la Suiza francófona.

Fotos vía: genevasbe.com

 

Escrito por Daniel Terrasa el 19 abril, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario