Viajes

El islote de Vila Franca do Campo en las Azores

islet-villa-franca-5[6]

Todavía poco conocidas por muchos viajeros, las Islas Azores son un destino lleno de tesoros naturales y culturales por descubrir. Situado en mitad del Atlántico, 1.300 kilometros al oeste de las costas portuguesas, estas nueve islas emergieron hace millones de años tras la erupción de numerosos volcanes. La mejor prueba de ese agitado pasado la tenemos en el increíble islote de Vila Franca do Campo. A las imágenes me remito.

Este islote se encuentra a unos 500 metros de la isla de São Miguel, la isla más grande y poblada del archipiélago. Muchos dicen que se trata de un islote “con piscina propia”, debido a la forma circular casi perfecta de su bahía, comunicada con el mar por medio de una bocana natural llamada O Boquete. Esta disposición impide que el oleaje entre en la laguna.

islet-villa-franca-8[2]

El círculo es en realidad el dibujo del cráter del volcán extinguido que una vez escupió su fuego aquí. En el pasado esta laguna fue usada como puerto de balleneros o fuerte militar hasta que en 1983 el Gobierno Regional lo clasificó como Reserva Natural, con el fin de protege su delicado ecosistema. Y es que Vila Franca do Campo es el hogar de muchas especies de aves, crustáceos y muchas especies vegetales endémicas.

islet-villa-franca-2[5]

En la actualidad este peculiar islote sólo puede ser visitado durante la temporada alta, entre los meses de junio y septiembre. En esta época del año un ferry se encarga de transportar a los turistas desde la isla principal para que pasen el día tomado el sol y nadando en las aguas cristalinas de la laguna.

Fotos vía: publico.pt

Escrito por Daniel Terrasa el 2 febrero, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario