• Viajes

    El Hombre Largo de Wilmington

    Una misteriosa figura de un hombre de más de 70 metros de altura con dos bastones en sus manos domina las colinas del condado de East Sussex, en el sur de Inglaterra. Su figura amenazante, grabada en la tierra, ha dejado perpleja a la gente durante siglos y sigue siendo un misterio arqueológico, además de un curioso atractivo turístico para la zona: el Hombre Largo de Wilmington.

    Este colosal geoglifo fue descubierto a principios del siglo XVIII, aunque su antigüedad podría ser mucho mayor. Sus descubridores lo bautizaron como The Long Man, aunque también ha sido referido en algunos libros y estudios posteriores como Green Man y Wilmington Giant. En cualquier caso, su enigmática figura ha llegado hasta nuestros días dando pie a todo tipo de teorías. Hasta que vino la ciencia a poner orden y aclarar el misterio.

    Ni obra de arte de la Edad de Hierro, ni símbolo de una religión astral neolítica perdida. Tampoco una reliquia romano-británica, nada de eso. Una excavación científica llevada a cabo en 2003 desmintió todas estas teorías al descubrir que el geoglifo tiene orígenes más recientes y que podría datar de los siglos XVI ó XVII. Pero esto no ha impedido que los neo-paganos proclamen que la figura de la colina marca la posición de un sitio antiguo y sagrado. Son los mismos que hoy se reúnen en Wilmington para realizar toda clase de rituales paganos.

    Tampoco se ha librado del Hombre Largo de Wilmington de las bromas pesadas: en verano de 2010 apareció e la colina un apéndice masculino, también bastante largo, para el misterioso hombre. Una broma que enfureció a los adoradores de este lugar pretendidamente mágico.

    Ver también: El Caballo Blanco de Uffington

    Fotos vía: The Independent

    Escrito por Daniel Terrasa el 11 diciembre, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario