• Sin categoría

    El Gran Cañón del Colorado: veinte años más


    Mucha gente desconoce que el Gran Cañón, además de ser uno de los lugares más espectaculares del planeta, guarda en su subsuelo una gigantesca reserva de uranio a la que muchos políticos y magnates empresariales en Estados Unidos están deseando hincar el diente. De momento se tendrán que quedar con las ganas porque se han suspendido las concesiones mineras paralos próximos veinte años.

    El Gran Cañón, además de un tesoro para todo el mundo, es territorio sagrado para las tribus indígenas. Desde luego,  quien haya visitado este impresionante lugar se habrá dado cuenta que hay algo mágico flotando en el ambiente. Un espectáculo de colores cambiantes desde la salida del sol hasta el atardecer, un escenario fascinante que no deja indiferente a ninguno de sus visitantes. Todo el mundo se siente pequeño e insignificante contemplando los colosos muros de piedra caliza que desde las alturas parecen escoltar celosamente el curso del río Colorado.


    Las posibilidades de explorar el Grand Canyon son diversas. Todo el parque está surcado por caminos que  podemos recorrer a pie que nos permiten incluso bajar hasta el mismo río. Muchos contratan excursiones que incluyen un paseo en barca por sus aguas disfrutando de la grandeza de sus parajes.


    Otros prefieren admirarlo desde arriba. Algunos hoteles se ubican justo al borde de los acantilados y, para los que no teman a las alturas, está la opción de darse un vertiginoso paseo sobre el vacío gracias al Skywalk, una plataforma semicircular con suelo de cristal que sobresale unos 20 metros del precipicio a 1.400 metros de altura.

    La experiencia es alucinante, aunque cara. El “paseo” sobre la plataforma cuesta unos 30 dólares por persona, incluyendo la tasa para los indios Hualapi que se opusieron ferozmente a su construcción en el año 2007. En todo caso, es lo más recomendable para ver el Gran Cañón desde las alturas y no dejarse una fortuna contratando una excursión en helicóptero, como hacen algunos.


    Esta moratoria de veinte años para las concesiones mineras y sus repercusiones económicas quedan mínimamente compensadas por los millonarios ingresos que el Gran Cañón genera como atracción turística única en el mundo, estimados en unos 3,5 millones de dólares al año. También está otra cuestión como el hecho de que el río abastece de agua a las ciudades de Los Angeles y Phoenix, entre muchas otras. Por desgracia parece que el argumento ecologista y conservacionista pesa mucho menos, pero en cualquier caso nos alegramos de que de momento esta maravilla permanezca a salvo. Al menos durante los próximos veinte años.

    Fotos via: repubblica.it

    Escrito por Daniel Terrasa el 13 enero, 2012 | 2 comentarios
    , Sin categoría

    Carta de Embarque (@InfoCde) (@InfoCde) | 13 de enero de 2012 | 12:52 am

    #canalviajes El Gran Cañón del Colorado: veinte años más: Mucha gente desconoce que el Gran Cañón, además de ser… http://t.co/5W6b3w8G

    Daniel Terrasa | 16 de enero de 2012 | 9:21 am

    Fotos via: repubblica.it

    Déjanos tu comentario