Viajes

El Faro de Akranes en Islandia

En la costa occidental de Islandia la navegación es complicada: escollos, bancos de niebla, tormentas y peligrosos icebergs en invierno convierten esta parte del litoral en una trampa. Por suerte los marineros cuentan con un aliado: el Faro de Akranes, que también ofrece a los turistas una visita inolvidable.

Pero, en el caso de los turistas, desde hace relativamente poco tiempo. El faro abrió al público hace unos pocos años. Hoy se puede subir hasta la misma linterna y disfrutar de las vistas. En un buen día se puede ver todo la costa hasta la bahía de Reykiavik. El faro de Akranes está abierto de 10:00 a 12:00 horas todos los días de semana. En la entrada atiende al visitante un fotógrafo aficionado local bien conocido por ser un apasionado entusiasta de este proyecto que está encantado de explicar (en inglés) hasta el último detalle relacionado con el faro.

En las dos primeras plantas del edificio encontramos una exposición de arte donde se exhiben espectaculares fotografías del faro y de la salvaje costa islandesa. A fecha de hoy es solo una idea pero ya están en marcha los planes para realizar conciertos de verano en el espigón del faro. Independientemente de que el proyecto cristalice o no resulta difícil imaginar lugar más inspirador que este. Aunque para disfrutar de una experiencia mágica, nada mejor que acudir a las inmediaciones de Akranes cuando la Aurora Boreal prende los cielos de Islandia. Una imagen que deja sin palabras.

¿Cómo llegar al Faro de Akranes? Desde Reykiavik hay que tomar la carretera 1 hacia el norte y tras conducir unos 25 km cruzar el fiordo de Hvall por el puente hasta la península donde se levanta el faro. Desde allí simplemente hay que seguir las indicaciones para llegar en menos de 10 minutos a este fabuloso rincón de la isla de hielo y fuego.

Fotos vía:

Escrito por Daniel Terrasa el 14 julio, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario