• Sin categoría

    El Durián, una fruta tan exquisita como maloliente

    Durian-Fruit-Thai

    Viajar por el Sudeste Asiático es un regalo para los sentidos. Si te gusta la fruta, aquí encontrarás una asombrosa variedad de sabores y colores. Una de las más apreciadas y exquisitas es el Durián, considerado por muchos como la fruta más deliciosa del mundo… y la que peor huele. ¿Cómo describir ese olor? Lo mejor es acercarse a los puestos de los mercados de Bangkok, Kuala Lumpur o Singapur donde se vende.

    Hay quien describe ese hedor como el de los excrementos, otros van más allá y aseguran que el olor es similar al de un animal en descomposición o de cebollas podridas, fuerte y desagradable. No es precisamente un aroma que invite a probarlo, desde luego. Y sin embargo, nadie debería perderse la experiencia de saborear el durián.

    40041651_91a55283c6El durián crece en unos árboles llamados durios. Además de su intenso olor, es muy fácil de reconocer por su forma peculiar: puede medir hasta 30 cm y está completamente cubierto de espinas. Su pulpa es carnosa y presenta un color entre amarillento y anaranjado.

    Su sabor, dulce y cautivador, contrata con el olor que le precede. Si se consigue saltar esa barrera, la recompensa es grande: una fruta delicada y sabrosa como pocas en el mundo.

    Y si piensas que estamos exagerando sobre el asunto del olor, basta con señalar que en Tailandia y otros países de la región está prohibido comer y transportar durianes en los aeropuertos, hoteles y en el transporte público, para no molestar a los sufridos pasajeros con su pestilente esencia, como refleja la imagen de la izquierda.

    Fotos vía: thingsidigg.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 6 mayo, 2013 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario