• Viajes

    El cianómetro de Ljubljana

    El cianómetro es un curioso invento de finales del siglo XVIII para medir las distintas tonalidades de azul del cielo. El que se levanta en el centro de la ciudad de Lubljana, la capital de Eslovenia, es además una obra de arte, un reclamo turístico y, en definitiva, algo digno de ver.

    Se trata de una impresionante escultura monolítica de Martin Bricelj Baraga que cada día captura periódicamente imágenes del cielo y las mide e su gran rueda de 53 colores situada en la parte superior de la estructura. Pero hay más: este cianómetro también es capaz de imitar el azul del cielo y confundirse con él, dando lugar a imágenes sorprendentes.

    De día y de noche, tanto si el cielo está despejado como si está nublado, su superficie reflectante es todo un espectáculo para los paseantes.

    Pero no hay que olvidar que esta escultura de más de tres metros de altura es, ante todo, un instrumento científico de gran importancia: el azul del cielo determina la calidad del aire en la zona, que se ve afectada por la presencia de humedad y partículas en la atmósfera. Los datos que recoge el cianómetro son enviados al organismo medioambiental de Eslovenia, donde son analizados. Hay que señalar que en 2016 Ljubljana fue designada como capital verde europea.

    El cianómetro de Ljubljana, hecho de vidrio y acero inoxidable y alimentado por paneles solares, fue instalado en la zona peatonal de la ciudad el año pasado. Es el primero de una serie que, bajo el nombre de Nonuments, el propio Baraga planea instalar en otras ciudades europeas como York (Reino Unido) y Wroclaw (Polonia), en 2017.

    Fotos vía: artecitya.eu

    Escrito por Daniel Terrasa el 18 abril, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario