• Viajes

    El cementerio de trenes en Bolivia

    La ciudad de Uyuni, en Bolivia es conocida en todo el mundo por su vasta llanura salada de 10.000 metros cuadrados que parece un gigantesco espejo que brilla bajo el sol. Pero no muy lejos de allí hay otra vista espectacular: el cementerio de trenes.

    Aplastados por un sol implacable, oxidados y roídos por la sal, más de un centenar de locomotoras y vagones duermen el sueño eterno como recuerdo de un pasado que ya no existe, cuando esta era una importante parada de la primera línea ferroviaria del país, abierta en 1899, que conectaba Uyuni y Antofagasta.

    Esta vía fue utilizada para el transporte de materias primas y metales preciosos. En su día la región era rica en plata, lo cual atrajo a numerosos aventureros con la esperanza de hacerse ricos rápidamente. Todos llegaban aquí en los trenes que hoy languidecen abandonados en este cementerio, bajo un cielo siempre azul y en medio de un sobrecogedor silencio.

    Después de muchos años en el olvido, que llegó después de que las principales vetas se agotaran y el comercio descendiera, este cementerio se ha convertido en una gran atracción turística. Los trenes disfrutan así de una segunda vida.

    Los viajeros más curiosos llegan hasta este desolado rincón de Bolivia para admirar el encanto decadente de este lugar. También acuden muchos artistas y fotógrafos para tratar de captar la magia de este cementerio en medio de la nada.

    Ver también: El Salar de Uyuni,el espejo del mundo.

    Fotos vía:skyscrapercity.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 5 octubre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario