Viajes

El cedro, símbolo del Líbano

Ya en escritos con miles de años de antigüedad se habla del “país del cedro”, refiriéndose a la región del Mediterráneo oriental que hoy identificamos con el Líbano. De hecho, el cedro es el símbolo nacional de este pequeño y hermoso país: aparece en su bandera, en las monedas y billetes. Sin embargo, cada vez hay menos ejemplares de este árbol tan apreciado por su madera como por el aroma de su corteza.

Los que viajan al Líbano saben que entre los souvenirs clásicos están los frasquitos de perfumes de corteza de cedro y otros objetos aromáticos. La escasez de árboles hace que estas esencias sean cada vez más caras y apreciadas. Y es que poco queda ya de los frondosos bosques de cedros que describieron los historiadores griegos hace más de dos mil años.

En una tierra donde el desierto avanza implacable, los últimos cedros son objeto de especial protección por parte de las autoridades, no tanto por su valor natural como por el legado cultural que representan. La mayor reserva está en el Bosque de Bechare, que se ubica en las laderas del Monte Líbano dominando la ciudad de Beirut, capital del país.

El cedro es un árbol alto, elegante y que desprende un olor muy agradable. Puede llegar a alcanzar los cuarenta metros de altura y resiste bien los climas con temperaturas extremas y escasez de agua.

Además de la madera, del cedro se extrae también el apreciado aceite de cedro, que posee propiedades antisépticas y está indicado para afecciones de las vías respiratorias. En todo el Próximo Oriente se usa también como repelente de insectos. No olvides cargar tus maletas con corteza o aceite de cedro cuando viajes al Líbano y te llevarás así un pedazo de la esencia de estas tierras a tu casa.

Fotos vía: lebanontourism.com

Escrito por Daniel Terrasa el 6 noviembre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Viajes

Déjanos tu comentario