• Sin categoría

    El Caminito del Rey, el sendero más peligroso del Mundo

    El Caminito del Rey, en el municipio malagueño de Álora, pasa por ser el camino más peligroso del mundo debido a su vertiginosa ubicación, sostenido de forma precaria a lo largo de tres kilómetros en las paredes del desfiladero de El Chorro.

    Esta peculiar pasarela se empezó a construir en el año 1901 para que los trabajadores de las plantas de energía hidroeléctrica de las cataratas de El Chorro y de Gaitanejo pudieran cruzar de uno al otro extremo, transportar materiales así como mantener e inspeccionar el canal. La anchura del paso apenas llega a un metro y se cuelga del desfiladero a una altura media de 100 metros. Para cruzar, mejor no mirar abajo.

    Después de años de obras se construyó este camino donde era imposible que hubiera uno y quien se encargó de inaugurarlo, con paso firme y decidido, fue el mismísimo rey Alfonso XIII. A partir de entonces este lugar sería llamado por todos “El Caminito del Rey”.

    La técnica empelada para construirlo fue la de insertar barras de acero en la roca perpendiculares a la pared, soportadas por postes de madera en un ángulo de 45º, mientras que el piso se cubrió de hormigón.

    Hoy toda la estructura se encuentra en un avanzado estado de deterioro, con muchas secciones donde simplemente el camino se ha venido abajo y ya no existe. Por este motivo podemos ver tramos del viejo camino aislados unos de otros, totalmente inaccesibles.

    Los alpinistas y aficionados a la escalada han dado continuidad al Caminito del Rey instalando cuerdas de seguridad a lo largo del recorrido para poder facilitar la tarea a los que se atrevan a hacer la ruta.

    Muchos se atrevieron, algunos de ellos turistas mal equipados y haciendo gala de una imprudencia mayúscula. A consecuencia de ello se produjeron algunos accidentes mortales que provocaron que el ayuntamiento decidiera cerrar el camino en el año 2000 para rehabilitarlo completamente y hacerlo accesible a todo el mundo sin ningún peligro.

    Fotos via: Rod Kirkpatrick

    Escrito por Daniel Terrasa el 10 marzo, 2012 | 4 comentarios
    , Sin categoría

    Iam | 28 de marzo de 2012 | 11:07 pm

    Yo hice ese recorrido en el año 1992. Me llamo Iratxe y tengo ascendencia malagueña por parte de mi madre. Ella se crió en Carratraca, un pueblo que está prácticamente al lado de este sendero. Emigró hacia el norte, siendo una niña, junto a su familia. En el verano del 92 yo tuve la oportunidad de acercarme al pueblo, en vacaciones, y poder ver y saludar a la familia. Pasé allí unos dias, y los primos de mi madre ” decidieron una tarde llevarnos de paseo a mi marido y a mí”. Recuerdo que ese dia hacía mucho calor y despues de comer nos dijeron: ” Vamos a dar un paseíto, os vamos a enseñar los alrededores”.

    Ok!! Yo le dije a mi marido: Qué ropa nos ponemos?? y él me dijo: Lo más ligero ke tengas!! Hace mucho calor. De modo ke nos vestimos con un par de camisetas, unos pantalones cortos y unas zapatillas ” de tenis” como dicen por allí. Me puse la gorra y nos subimos al coche.

    Al cabo de un rato llegamos a una especie de aparcamiento para coches, en realidad no estoy segura de lo que era akello. Nos bajamos del coche y empezamos a andar. Ninguno de los dos pensábamos en encontrarnos con algo semejante ….

    Para empezar os diré que íbamos con lo puesto. El principio del camino no nos dejaba mucho margen para pensar porque el paisaje en sí mismo ya impresiona bastante. Pero según avanzábamos y pasaba el tiempo yo me daba cuenta de que no íbamos lo suficientemente preparados para ” ese paseo” porque los agujeros que había en el suelo y que teníamos que saltar, cada dos por tres, eran cada vez más grandes y la pasarela por la que andábamos…. se estrechaba por momentos. La verdad sea dicha: Yo me dí cuenta del peligro que pasábamos cuando tuve que cojer a mi marido de la mano para poder saltar un tramo de pasarela. Allí no teníamos donde agarrarnos. Es un tramo que cruza un barranco de mucha profundidad y no hay pared donde agarrarse a una triste piedra. A mí no me quedó más remedio que tirarme al suelo y reptar como una puñetera serpiente…. del vértigo que me daba mirar hacia abajo. Y lo más ” puto” es que mientras yo me arrastraba por el suelo para no perder el control, ni los nervios, también tenía que cerrar los ojos porque los agujeros por los que yo pasaba eran enormes y tenía la sensación de que si mis piernas me fallaban….ME KEDABA ALLI!! Llegamos al final, pero no me pregunteis cómo!!

    Yo solo sé, que después de haber visto unos cuantos videos del caminito del rey….. con toda esa gente preparada con arneses…. cámaras…. calzado en condiciones, etc, etc, etc….. TODAVÍA NO ME EXPLICO COMO COJONES ESTOY AQUÍ VIVA!!

    Reconozco que hizimos una locura, y no quiero quitarme mi parte de culpa pero….. nosotros ni siquiera sabíamos a donde nos llevaban!!

    POR FAVOR, TODA AQUELLA PERSONA QUE QUIERA VISITAR EL CAMINITO DEL REY DEBE DE IR COMPLETAMENTE EQUIPADA. DURANTE EL RECORRIDO VERÁN QUE HAY TRAMOS EN LOS QUE PODER AFIANZARSE CON UNA SIMPLE ARGOLLA DEL ARNÉS.NO OS DEJEIS LLEVAR POR COMENTARIOS DE LA GENTE DEL LUGAR!!

    ” El caminito del rey, un lugar precioso, siempre y cuando puedas regresar para contarlo”

    UN SALUDO A CARRATRACA!!

    Francisca Reina | 25 de agosto de 2012 | 11:42 pm

    Parece ser que ya se han puesto de acuerdo todas las administraciones correspondientes y se retoma el tema de adecuarlo, rehabilitarlo y poder abrirlo de nuevo al público en un par de años con todas las medidas de seguridad necesarias. Actualmente, y desde hace bastante tiempo, está CERRADO al público, destruyéndose los primeros metros de acceso para que la gente, precisamente, no acceda a él. A pesar de la dificultad que entraña este “paseo” y de la multa que conlleva hacerlo, cada año son muchos los LOCOS irresponsables que se cuelan, poniendo en riesgo su vida y la de las personas de los servicios de rescate que tienen que acudir en su ayuda, ya que son zonas bastantes inaccesibles. ES MUY PELIGROSO. ESTÁ PROHIBIDO SU ACCESO.

    Sergio | 16 de julio de 2013 | 11:40 am

    Hola a todos yo tengo la gran suerte de haber vivido en la estación en 1985 durante 2 años pues mi padre es ferroviario y estuvo destinado hay conozco el camino muy bien y con tan solo 10 años yo y mi dos hermanos lo hicimos cientos de bece.Es una pena que se haya quedado abandonado y creo que deberían arreglarlo pues es una maravilla que tenemos hay olvidada y que en muy pocos lugares del mundo las hay.

    jochee | 15 de agosto de 2013 | 6:06 pm

    Oloooreeeees :P

    Déjanos tu comentario