• Viajes

    El Caletón, las piscinas naturales de Garachico


    La última erupción del volcán Trevejo en 1706, en la isla de Tenerife, literalmente sepultó bajo la lava al pueblo de Garachico, cobrándose decenas de víctimas y causando enormes destrozos. Sin embargo, aquella tragedia modeló también el paisaje y dio lugar a uno de los parajes más bellos de la costa canaria, lo que hoy conocemos como El Caletón.

    Una sucesión de piscinas naturales suponen en la actualidad uno los principales atractivos turísticos del municipio de Garachico y de la costa norte de la isla. En ellas tanto locales como visitantes disfrutan de agradables baños en aguas tranquilas. Sólo en contadas ocasiones, cuando el oleaje es fuerte puede resultar peligroso nadar aquí.

    Cuando la marea es alta es cuando la cantidad de charcos y piscinas alcanza su máximo. Sólo entonces se puede disfrutar de un baño en el llamado Charco de las Lisas, la más apartada y solitaria de estas piscinas que, al no contar con muros de contención, ofrece siempre aguas limpias.

    Otra piscina natural muy popular es el Charco de las Viejas, que debe su nombre al famoso pescado autóctono de estos mares, aunque también lo son el Charco de los Niños y el Charco de los Tres Chorros, que está dotado de rompeolas.

    Después del baño, vale la pena pasear por las calles de Garachico, que hasta el desastre de 1706 fue el puerto más importante de la isla, admirando sus casitas blancas con los clásicos balcones canarios de madera y disfrutando de la atmósfera relajada del pueblo.

    Vale la pena también pararse a comer en alguno de sus excelentes restaurantes y dar buena cuenta de lo mejor de la gastronomía canaria, con maravillosos platos de pescado.

    Fotos vía: webtenerife.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 22 noviembre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario