• Viajes

    Dry Valleys, el oasis sin hielo de la Antártida


    Es uno de los lugares más insólitos del mundo. Y más inaccesibles. Los Dry Valleys, o Valles Secos de McMurdo, es una región anómala en el corazón del continente más remoto, inhóspito y desconocido: la Antártida.

    Allí,en el extremo sur del planeta, las condiciones de vida son realmente duras, cuando no imposibles. El clima es el más seco, frío y ventoso del mundo. La tundra más salvaje de Siberia puede ser un lugar agradable en comparación con estos páramos desolados. Pero no todo es uniforme en las tierras antárticas. La zona de McMurdo Dry Valleys es una especie de oasis en mitad de la inmensidad blanca, sin rastro de nieve o hielo.

    Pero esa ausencia de hielo no es sinónimo de oasis. Allí no hay nieve porque los terribles vientos de más de 300 kilómetros por hora (los llamados “vientos catabáticos”) que azotan la región sencillamente no lo permiten, arrastrando cualquier resto de humedad que pudiera haber en la superficie o en la atmósfera.

    Sin su cubierta de hielo, queda al descubierto un lecho rocoso desnudo, apenas cubierto por una capa de grava suelta. El nombre de Valles Secos está así plenamente justificado, aunque en la inmensidad de la Antártida su superficie apenas representa el 0,03 % del total. Aun así, esta es la mayor zona del continente completamente desprovista de hielo.

    Cualquier viajero intrépido y aventurero soñaría con poner los pies en un lugar como éste. Es una tarea complicada, pero no imposible. Existen rutas turísticas por las aguas del mar de Ross en  pequeñas embarcaciones y helicópteros, con muy pocas visitas al año (y sólo cuando el tiempo lo permite), siempre guiadas, muy caras y que requieren varios permisos no siempre fáciles de conseguir.

    Fotos vía: mcmurdodryvalleys.aq

    Escrito por Daniel Terrasa el 12 febrero, 2018 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Viajes

    Déjanos tu comentario