• Viajes

    Dormir en una casa flotante en Amsterdam

    Una forma original de alojamiento para una visita a Amsterdam: ni hotel, ni apartamento. La respuesta es una casa flotante de las muchas que vemos amarradas en los canales de la ciudad y que, en contra de lo que pueda parecer de entrada, están equipadas con muchas comodidades. Ni te imaginas todo lo que puede caber en estos barquitos.

    Las casas flotantes forman parte del paisaje natural de la capital de Holanda, junto con los canales y las bicicletas, los puentes y los tulipanes. De hecho, son cada vez más populares entre los turistas, sobre todo debido a los cálidos anfitriones que hacen todo lo posible para garantizar que sus huéspedes se sientan cómodos durante su estancia en su casita flotante.

    Parte de su éxito reside en la originalidad de la idea, pero también hay que destacar esa encantadora mezcla de lo tradicional y lo moderno. Además de uno o dos dormitorios, las casa flotantes suelen ofrecer una pequeña salita de estar con chimenea, una cocina reducida pero funcional, e incluso espacio en cubierta para tomar el sol (cuando sale) y ver pasar la vida.

    No todas ofrecen un alojamiento de espacio reducido y ambiente romántico, también las hay con espacio suficiente para familias, o con decoración y equipamiento dignas de cualquier hotel de tres o cuatro estrellas que se precie. Las imágenes que ilustran este post son un buen ejemplo.

    Pero lo mejor sin duda es poder alojarse en el mismísimo centro de la ciudad y sólo tener que abrir la puerta y subir por la escalera para plantarse en uno de los Gratchen, los paseos que bordean los canales de Amsterdam , para explorar sus comercios, sus puestos de flores y sus coffee shops. Y a unos precios más baratos de lo que esperas.

    Fotos vía: Travel Book

    Escrito por Daniel Terrasa el 6 febrero, 2018 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario