• Sin categoría

    Doel, en Amberes: un barrio condenado a muerte

    doel-belgium-17[5]

    Doel es un pequeño pueblo del norte de Bélgica fundado hace 700 años y que tras el crecimiento urbano de Amberes acabó convertido en un barrio más de esta ciudad. Hoy una terrible amenaza pesa sobre él: la ampliación del faraónico  puerto de Amberes, el segundo más grande de Europa, exige que sus casas sean demolidas y el vecindario entero sea borrado del mapa.

    Las pequeñas casitas de ladrillo asomadas al curso del río Escalda tienen los días contados. La condena es firme: muerte por demolición; el delito, estar demasiado cerca de un puerto que crece y crece sin parar. La construcción de un muelle y una terminal de contenedores de gran capacidad para recibir buques de aguas profundas ya está en marcha y Doel no tiene lugar en esta nueva recomposición del mapa.

    Cuando el plan urbanístico en el que figiraba la desaparición de Doel fue anunciado, los vecinos protestaron y muchas plataformas se opusieron (usando a menudo la violencia) a los planes de expropiación del gobierno. En 2008, una escuadra policial compuesta por más de 100 agentes antidisturbios fue enviada a la aldea con órdenes de evacuar la por la fuerza.

    Lo que una vez fue un bonito y tradicional barrio junto al río es hoy un vecindario fantasma que parece una zona de guerra, con calles llenas de escombros y grandes charcos sucios. La mayor parte de los vecinos se han marchado a vivir a otros lugares y los muros de las fachadas se han convertido en lienzos donde artistas de todo el país exponen sus obras de arte.

    doel-belgium-9[2]

    Arte efímero en todo caso, ya que todo va a ser echado abajo. Solo se salvarán algunos edificios históricos de Doel que tendrán el aspecto de islas anacrónicas dentro del frío e inhumano nuevo complejo portuario: el molino de piedra más antiguo del país, el Hooghuis, y algunos caseríos tradicionales.

    La demolición es inminente, pero todavía Doel recibe a muchos visitantes que quieren ver el pueblo condenado a muerte y sus lúgubres pinturas murales.  Si piensas vijaar a Bélgica este año tal vez todavía llegues a tiempo.

    Fotos vía: fatcap.org

    Escrito por Daniel Terrasa el 31 enero, 2013 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario