• Viajes

    Descubriendo el interior del Palacio de Buckingham

    En el año 1761 el rey Jorge III compró una residencia  para su esposa, la reina Carlota. Un bonito palacio situado en aquel entonces a las afueras de Londres que era propiedad del duque de Buckingham. Tres siglos y medio después, el Palacio de Buckingham es visitado por casi todos los turistas que viajan a la capital británica y está considerado como uno de los grandes iconos del Reino Unido y su monarquía. Te invitamos a conocerlo por dentro y descubrir sus secretos.

    Los que se animan a explorar el palacio más allá de su patio, la fachada y la vistosa ceremonia del cambio de guardia, bien equipados con la audioguía, se encuentran en primer lugar con una espectacular escalera que conduce a la Sala del Estado. Diseñada por el arquitecto John Nash, cuenta con una balaustrada de bronce dorado decorada con intrincados diseños de hojas de acanto, roble y laurel.

    La Sala del Trono es la estancia de Buckingham Palace donde la familia real británica posa para las fotos oficiales. Allí se encuentran los tronos reales, en los que no te podrás sentar, dos sillones rojos y doradas que rezuman grandiosidad y en los que están inscritas las iniciales de la Reina Isabel y el Príncipe Felipe. Igualmente deslumbrante es la Galería de las Imágenes, una valiosa colección privada de pinturas donde hay destacadas obras de Rembrandt, Rubens, Van Dyck y Canaletto, entre otros.

    Y del arte de la pintura al de la música. Una de las joyas del palacio es sin duda el Piano de Oro de la Reina Victoria, conservado en The White Drawing Room, una de las salas más opulentas. Allí se encuentra también la colección de porcelana de Sèvres. La mayoría de las piezas fueron obtenidas por el rey Jorge IV, un entusiasta coleccionista de estas maravillas.

    El Salón de Baile, The Ballroom, es uno de los rincones que más entusiasman a los visitantes. Con 37 metros de largo y 18 de ancho, esta es la sala más grande y ostentosa del palacio. Fue inaugurado por primera vez en 1856 para marcar el final de la Guerra de Crimea y ahora se utiliza como escenario de ceremonias oficiales y recepciones a jefes de estado.

    Uno de los lugares más intrigantes de Buckingham Palace es White Drawing Room, o el Salón Blanco, donde una puerta secreta oculta a la vista conduce a las habitaciones privadas de la Reina. El juego consiste en encontrar esta puerta, solamente hay que fijarse bien. El tour del palacio suele concluir en la Sala de Música, donde han sido bautizados muchos miembros de la realeza, incluidos el Príncipe Carlos y el Príncipe Guillermo. El hermoso epílogo de la vista lo constituyen los Jardines de Palacio, el hábitat regio de 30 especies de aves, 150 clases de árboles y 322 tipos de flores silvestres británicas.Allí está también la cancha de tenis que mandó construir el Rey Jorge VI, gran aficionado a este deporte.

    Fotos vía: CNN

    Escrito por Daniel Terrasa el 27 diciembre, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario