• Sin categoría

    Darvaza, el pozo del Infierno

    door-to-hell

    Asomarse al pozo de Darvaza, en Turkmenistán, es lo más parecido a lanzar una mirada al Infierno. Hablamos de uno de los lugares más sobrecogedores de Asia Central: un gran agujero de 50 metros de diámetro y unos 20 de profundidad en el cual bulle un lago de lava incandescente. Un infierno que, como todos, no tiene un origen divino sino humano.

    Un brillo fantasmagórico de color anaranjado ilumina la vastedad del desierto del Karakum. A cierta distancia se podría pensar que se trata del cráter de un volcán, aunque en realidad se trata del catastrófico resultado de una fallida prospección subterránea realizada por los geólogos y militares de la Unión Soviética en 1971.

    Crater

    Después de comprobar cómo en esta región la tierra se agrietaba y se producían continuos hundimientos, los científicos decidieron perforar el suelo con el fin de averiguar qué sucedía bajo sus pies.

    Un grave error: lo que había en el subsuelo de Darvaza era en realidad una inmensa cueva subterránea llena de gas natural que, como resultado de la perforación, entró en combustión. El fuego sigue ardiendo desde entonces y así seguirá hasta que se consuma todo el gas. Han pasado 40 años y se estima que puedan pasar otros 40.

    tn

    Mientras, Darvaza es un lugar que atrae a miles de personas cada año que acuden a presenciar este dantesco espectáculo. Y todo a pesar de que las autoridades del país desaconsejan la visita, por el riesgo que conlleva. Que se lo digan a los millones de insectos que cada año por la noche vuelan hacia una muerte segura, hechizados y atraídos por la luz roja del fuego.

    Curiosos y turistas se dan cita en el Pozo de Darvaza especialmente por la noche. El objetivo: asomarse al Infierno.

    Fotos vía: taringa.net

    Escrito por Daniel Terrasa el 18 mayo, 2013 | 1 comentario
    , Sin categoría

    Las rocas en llamas de Chimaera, Turquía | 25 de septiembre de 2013 | 12:11 pm

    [...] Un caso similar, aunque con menos historia y más volumen, lo vimos ya en Turkmenistán (ver Darvaza, el pozo del Infierno). También hablamos en otra ocasión de la curiosa Las Cataratas de la Llama Eterna de Nueva [...]

    Déjanos tu comentario