• Viajes

    Dahab, el agujero azul de la muerte

    La costa egipcia del Mar Rojo está llena de rincones fascinantes y espectaculares lugares para practicar el submarinismo, aunque algunos tienen fama de ser más seguros que otros. Uno de las grandes mecas de los buceadores de todo el mundo es Dahab, donde se encuentra el llamado agujero azul, un sitio tan hermoso como enigmático que ha acabado siendo la tumba de no pocos submarinistas.

    El Blue Hole es una laguna de coral conectada con mar abierto a través de un gran arco azul de 26 metros. los submarinistas cruzan el arco tras descender a más de 60 metros de profundidad para volver a ascender de nuevo hacia el lado exterior. El verdadero peligro de esta inmersión es que sólo los que conocen bien el agujero saben dónde se encuentra el acceso al famoso arco.


    Quienes, por equivocación o por desconocimiento, superan el límite de 60 metros de profundidad, empiezan a tener problemas: la acumulación de nitrógeno provoca que muchos buceadores, incluso los más expertos, se desorienten y continúen descendiendo pensando que se dirigen hacia la salida del Blue Hole.

    En el fondo del agujero azul hay un lecho arenoso donde se encuentran esparcidos los restos de los equipos de buceo de otros submarinistas que jamás pudieron salir de esta trampa mortal. Los mismos cuerpos de los desafortunados buceadores e encuentran allí a la espera de que las familias reúnan el dinero necesario para su rescate.

    ¿Cuántos infortunados submarinistas han encontrado la muerte en el agujero azul de Dahab? Según las autoridades egipcias unos 40, aunque otras fuentes elevan la cifra hasta cien el número de cuerpos. EL caso más sonado fue el del ruso Yuri Lipski, que en el año 2000 se adentró en el Blue Hole con una cámara grabando su propia muerte, cayendo sin control hacia el fondeo del agujero sin poder evitarlo.

    Fotos vía: leisurepro.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 30 julio, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario