• Sin categoría

    Crucero por el Volga, viajando por el corazón de Rusia

    El Loira, el Rin, el Danubio… Los grandes ríos de Europa son vías de agua que nos permiten descubrir los tesoros del viejo continente a bordo de un crucero fluvial. También existe un crucero fluvial para recorrer la inmensa y maravillosa Rusia, el que nos ofrece el curso del Volga a lo largo de más de 3.500 km.

    El viaje ideal puede incluir también las imprescindibles visitas a San Petersburgo y Moscú, que están conectadas al Volga por una serie de canales navegables. De hecho, el nacimiento de este colosal río se sitúa en una región montañosa a medio camino entre ambas ciudades.

    Otras paradas destacadas en esta ruta fluvial son las localidades de Uglich, Goritsy, Kizhi y Mandrogi, pero sobre todo Volgogrado (la antigua Stalingrado), ya en el tramo final, antes de alcanzar la desembocadura del río en aguas del Mar Caspio, aunque en algunos cruceros desde allí se toma la ruta del río Don hasta el Mar Negro.

    Debido a su longitud y a las largas distancias que se recorren, los cruceros por el Volga suelen tener una duración de al menos dos semanas, en las que los pasajeros se alojan en modernos barcos de unas 200 plazas equipados con todas las comodidades. Cada parada en la ruta ofrece una fascinante excursión, un encuentro con la Rusia profunda, tradicional y  desconocida.

    A bordo, suele haber uno o varios días dedicados a la ceremonia rusa del té ruso y a conciertos de música clásica o tradicional rusa. Espectáculos que, aunque nos puedan parecer demasiado turísticos, son realmente dignos de ver.

    Fotos vía: pbase.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 19 febrero, 2017 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario