• Curiosidades

    Coober Pedy, la ciudad subterránea

    coober-pedy

    Sabemos, porque las tenemos muy cerca, que existen muchas casas construidas en las cuevas. Hemos visto pueblos construidos bajo rocas, como el de Setenil de las Bodegas. E incluso nos animaríamos a visitar Yunak Evleri, la gran cueva-hotel de Turquía. Aunque extraño, no es nuevo que el ser humano aproveche las condiciones del terreno para sus edificaciones. Lo que no habíamos visto nunca, y no lo haremos jamás si no vamos a Australia, es una ciudad construida casi en su totalidad bajo tierra. Coober Pedy es así de única.

    South Australia es el estado más seco de Australia, que es el país más seco del mundo. Información más que suficiente para saber por qué Coober Pedy se empezó a construir bajo tierra en el año 1915, cuando se descubrieron los primeros ópalos en la zona y llegaron los primeros cazadores de fortuna. Esa es la segunda razón para justificar su peculiar ubicación: Coober Pedy cuenta con las minas de ópalo más grandes del mundo. Cuando los mineros se establecieron en la ciudad y vieron las condiciones climáticas creyeron que sería mejor fijar sus hogares en el interior de las rocas. Su intención era resguardarse del sol, que llegaba a hervir por encima de los 40 grados, pero la ciudad empezó a crecer de forma subterránea con calles, tiendas e incluso una iglesia. Allí no hacen falta ventiladores ni aparatos de aire acondicionado porque la temperatura se mantiene constante a 23-24 grados en los meses cálidos.

    Aunque Coober Pedy tiene casi un siglo de historia no es famosa desde los años 80, cuando uno de sus habitantes, Umberto Coro, creyó que su ciudad era lo suficientemente peculiar como para construir un hotel bajo tierra. Así nació el Desert Cave Hotel, que desde entonces se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los australianos más excéntricos. También dio pie al nacimiento de otros alojamientos e incluso sus habitantes ofrecen habitaciones para pasar una noche diferente a los turistas que así lo deseen. Y es que en las casas de Coober Pedy no falta de nada: ni cocinas, ni dormitorios, ni salas de estar, ni vestidores, ni almacenes.

    Desde lejos, Coober Pedy es una zona desértica llena de máquinas y chimeneas necesarias para la extracción del ópalo, pero a la que te sumerges en sus calles, túneles subterráneos, descubres una ciudad en la que viven unas 3000 personas. Y no se aburren, ni ellos ni los turistas, ya que en la ciudad abundan los bares, los locales de juego, las tiendas de ópalos, museos, piscinas e incluso una Iglesia Ortodoxa… y un cementerio. ¿Se entierran los muertos si ya están bajo tierra? La ciudad bajo la superficie también ha servido de plató para el rodaje de películas como Pitch Black, Red Planet o Queen of the Desert.

    Escrito por David Martinez el 22 febrero, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Curiosidades

    Déjanos tu comentario