• Reportajes, Viajes

    Cómo preguntar por una dirección en el extranjero


    Cuando viajamos no siempre conocemos el idioma del lugar a donde vamos. Siempre creemos que con nuestro inglés, a veces bastante precario, será suficiente; Sin embargo, la sorpresa nos la llevamos cuando al llegar a otro país, éstos tampoco lo hablan, o lo hacen aún con más dificultad que nosotros. ¿Y ahora qué?

    Aunque no entendamos nada no podemos dejar de comunicarnos, sobre todo si estamos perdidos en medio de la nada, o entre la multitud de una gran ciudad. Te suena el escenario, ¿verdad? Pero, ¿cómo puedo hacer para que me entiendan?

    • Lo primero de todo búscate a alguien que sepa hablar alguno de los idiomas que domines: inglés, francés, etc. (o al menos que entienda algo)
    • Una vez hayas encontrado a alguien que te asiente con la cabeza, trata de confirmar que lo hace porque te entiende. Para ello, intenta no hacerle preguntas muy cerradas que requieran un sí o no: Tower Hill es por la izquierda, ¿verdad?; sino que sean preguntas abiertas: ¿Por dónde debo ir para ir a Tower Hill?
    • Lo más eficaz es enseñarle el mapa. Si éste no lo tienes a mano, entonces intenta darle por escrito el nombre del lugar al que quieres ir, ya que muchas veces pronunciado por nosotros mismos puede crear confusión. Asimismo, hay ciudades en el que un mismo nombre es utilizado como calle, parque, barrio o área, por lo que o especificas o acabarás donde no debes. (Ejemplo: en Londres Totenham es un barrio de las afueras y una calle del centro).
    • Después de haberte indicado el camino, te recomendamos que vuelvas a preguntar a otro, aunque sólo sea para confirmar dicha información. Si se contradice con el primero (algo bastante habitual) entonces sigue preguntando hasta que haya un número razonable de personas que hayan coincidido en la versión.
    • Ten en cuenta que en cada país tienen una noción muy distinta de las distancias. En algunas ciudades consideran que es imposible ir andando a ningún lado (como en Los Ángeles), mientras que en otras todo está “muy cerca” y resulta que igual te tiras 45 minutos caminando. En ese sentido, pregunta siempre cuánto te llevará y, en el caso de tomar transporte público, pregúntale al conductor donde tienes que parar y que te haga una seña al llegar a la parada (esto sólo funciona a veces).
    Escrito por Laura Fernandez el 25 noviembre, 2011 | ningún comentario
    Etiquetas: , , Reportajes, Viajes

    Déjanos tu comentario