Viajes

Clermont-Ferrand, viaje a la capital de la Auvernia

En el centro de Francia, en la región montañosa de la Auvergne o Auvernia, se levanta la elegante ciudad de Clermont-Ferrand, rodeada de viejos volcanes extinguidos hoy cubiertos de bosques y dotada de ese encanto especial que solo se encuentra en las ciudades francesas de provincias.

El emblema más reconocible de Clermont-Ferrand son las torres negras de la catedral, que se levantan justo sobre una colina, también de origen volcánico, que se eleva en el centro de la ciudad. Un dato significativo: el ayuntamiento está construido enteramente de roca volcánica.

Sus orígenes hay que buscarlos en el medievo, época de rivalidad y luchas entre las ciudades de Clermont, gobernada por un obispo, y Montferrand, bajo el dominio del conde de Auvernia. El rey Luis XIII decretó la unión de ambas en el año 1630, aunque la separación se mantuvo hasta que la rápida expansión industrial de finales del siglo XIX.

Para muchos, la verdadera fama de la ciudad pasa por ser la base de operaciones de la famosa firma de neumáticos Michelin (se puede v. Es justo decir que aquí también hay dos famosas universidades, lo cual se deja notar en la vitalidad de sus calles y su intensa vida nocturna.

El epicentro de la ciudad se encuentra en la Place Jaude, presidida por la estatua del héroe galo Vercingetorix, llena de cafeterías y comercios. Allí hay una fuente, una de las casi 40 que salpican todo el casco antiguo. No te pierdas la visita a la iglesia de Notre Dame du Port, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y que forma parte del Camino de Santiago.

Fotos vía: Le Figaro

 

Escrito por Daniel Terrasa el 30 marzo, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario