• Viajes

    Cine y Viajes: Siete Años en el Tíbet

    Los que se emocionaron y vibraron con la película “Siete Años en el Tíbet” (1997) y la magnífica interpretación de Brad Pitt y los soberbios paisajes montañosos que en ella aparecen, se sentirán algo decepcionados: y es que el director Jean Jacques Annaud eligió un lugar tan lejano como el valle de Uspallata en Argentina para recrear la ciudad de Lhasa. Que nadie se enfade con él. Las autoridades indias, presionadas por China, le impidieron rodar en el Himalaya una historia en la que el gobierno chino no queda muy bien parado.

    Así que durante unos meses, este valle andino se convirtió en un pequeño e improvisado Tíbet. Cuando finalizó el rodaje, los pueblos de la zona quisieron quedarse con los decorados para atraer visitantes y ofrecerse para futuras filmaciones, un deseo que la productora no les concedió.

    Hoy apenas quedan algunos vestigios y el emblemático Tibet Café, una pagoda de columnas de piedra y techo rojo construida con los restos del decorado y atrezzo. Además, en un zoológico local todavía se pueden admirar dos lanudos yacs de la película.

    Entonces… ¿No se rodó ni una sola secuencia de “Siete Años en el Tíbet” en el Himalaya? Sí, pero costó bastante conseguirlo. Antes de realizar el montaje final, el director del film se las ingenió para enviar un equipo de rodaje al Tíbet con el pretexto de obtener imágenes de escenarios naturales para un supuesto documental.

    Un engaño del todo justificado. Aun así, tanto el director como el actor protagonista tienen vetada su entrada a China desde entonces, considerados por su gobierno como personas non gratas, cuando no dos peligrosos antirrevolucionarios y “enemigos del Pueblo”. Y es que hay gente que no tiene humor para soportar las críticas.

    Fotos vía: hotflick.net

    Escrito por Daniel Terrasa el 7 julio, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario