Viajes

Cine y viajes: el Far West en Almería

Está a miles de kilómetros de distancia del Salvaje Oeste, muy al otro lado del Mississippi, pero el Desierto de Tabernas en Almería ha sido el escenario de rodaje perfecto de numerosos western, gracias a su aspecto árido y desolado. Un rincón de Andalucía que durante años se llenó de pistoleros, apaches, tahúres, sheriffs, forajidos y cazadores de recompensas.

El paisaje de Tabernas es más propio del norte de África que del sur de Europa, con montañas peladas de vegetación y pedregales polvorientos. En estas inhóspitas tierras desembarcó el inmortal Sergio Leone para recrear aventuras del Oeste americano con equipos, actores y guiones italianos. Había nacido el subgénero que conocemos como spaghetti-western.

Hoy aquellos viejos decorados sigue abiertos al público, que acude a estos lugares en un extraño viaje al imaginario del Far West:  el Saloon y sus mesas de póker, la barbería, la horca, la oficina del sheriff, el fuerte… Hay varios poblados bautizados con nombres tan rimbombantes como Mini Hollywood o Wester Leone.

El Bueno el Feo y el Malo (1966), Hasta que llegó su hora (1968), La Muerte tenía un precio (1965) y otros títulos destacados fueron rodados en el desierto  de Tabernas, un desolado paraje del interior de Almería que tuvo en su época ilustres visitantes como Henry Fonda, Claudia Cardinale o Clint Eastwood.

Con el tiempo, el género western pasó de moda y en los años ochenta prácticamente desapareció de las pantallas. En consecuencia, los poblados del Oeste levantados en Almería quedaron abandonados y cayeron en el olvido. Hoy algunos de ellos se han convertido en atracciones turísticas y otros se han reciclado como parques naturales o recintos para espectáculos diversos.

En todo caso, la edad de oro de las películas del Oeste pasó, aunque sus huellas siguen vivas para que lo disfruten los viajeros amantes del cine.

Fotos via: spainonline.com

Escrito por Daniel Terrasa el 30 marzo, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario