Viajes

Cheese Rolling Race: todos a por el queso

El botín para los vencedores: una rueda gigante de queso Gloucester. Los perdedores deberán conformarse con acabar la carrera sin demasiados, golpes, fracturas de huesos y un viaje a la sala de emergencias del hospital de Brockworth, Inglaterra. Así es la Cheese Rolling Race, la carrera anual en la que se persigue un queso rodando colina abajo.

Se trata de una antigua tradición que se remontaría al siglo XV pero que solo en los últimos años se ha convertido en una poderosa atracción turística. Tanto es así que las autoridades locales deben preparar cada año asistencia sanitaria para cientos de personas que acaban heridas de uno modo u otro durante la competición: esguinces, huesos rotos y contusiones, pero hasta la fecha ninguna víctima mortal.

Una carrera muy peligrosa

En la colina de Cooper, un cartel avisa: “Cheese Rolling es una actividad peligrosa tanto para los corredores como para los espectadores. Las autoridades recomiendan no participar en ella”. Un consejo que por supuesto, todo el mundo ignora.

La competición tiene dos categorías: masculina y femenina. En ambos casos, la “carrera” se inicia cuando el árbitro lanza el queso Double Gloucester de 4 kg de peso por la pendiente de la colina. 200 metros de caída a la que se lanzan de manera alocada decenas de personas, muchas de ellas ataviadas con extravagantes disfraces que solo acuden allí a poner una nota de color al evento.

Los expertos dicen que la clave del éxito es permanece siempre de pie, lo cual es más difícil de lo que parece; rodando se baja más deprisa pero sin control y con muchas posibilidades de acabar en el hospital. Demasiado riesgo si pensamos que el premio es solamente un queso. Desde el año 2002 se celebra una carrera similar en la localidad inglesa de Chester, aunque la genuina Cheese Rolling Race es la de Brockworth.

Fotos vía: The Independent

Escrito por Daniel Terrasa el 30 mayo, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario