• Sin categoría

    Checkpoint Charlie, Berlín

    Si hablamos del Berlín de la Guerra Fría, entonces no podemos dejar escapar uno de los pasos fronterizos más emblemáticos de esta época: el Checkpoint Charlie, que hoy en día se ha convertido en uno de los puntos más turísticos de la ciudad, todo sea dicho. Este paso fue construido cuando el muro, en 1945, junto con otros siete más que comunicaban ambas alemanias, la soviética con la americana, aunque el paso estaba restringido a las autoridades de la fuerza aliada, trabajadores de la RFA y funcionarios de la RDA, por lo que todos los demás, si intentaban cruzarlo, podían darse por muertos.

    De hecho, el caso más sonado fue el de Peter Fechter, un obrero alemán que intentó huir de la RDA por Checkpoint Charlie. Cuando estaba escalando el muro, los guardias lo dispararon de tal manera que lo dejaron herido en el lado este, el de la RDA. Por ello, aunque los del lado americano lo estaban viendo morir, ya que tardó una hora en desangrarse, ninguno pudo hacer nada por salvar su vida. Hoy en día cuenta con un monumento a su nombre cerca de donde falleció. Como él, hubo más casos, ya que se habla de más de 190 muertes.

    El nombre de Charlie lo recibe porque era el tercer paso y correspondía con la letra C. El primero era Alfa y el segundo Bravo. Hoy en día, como os adelantaba antes, se ha convertido en una atracción turística. Donde el paso podemos ver el famoso cartel que aún se mantiene advirtiendo que están dejando el sector americano. Asimismo, también está el retrato de un soldado americano que, para quien se lo haya preguntado alguna vez, no, no es de verdad, sino que sólo un modelo posando para la foto; y hasta hay un cuartel general con dos hombres disfrazados de soldados y una bandera enorme americana. Estos sólo están por si quieres hacerte una fotografía con ellos. Excesivo circo, creo yo.

    Sus inmediaciones, sin embargo, si que tienen más interés, ya que aquí hay un cacho de muro que se conserva bastante bien, aunque le faltan algunos trozos de aquellos que se dedicaban a venderlos posteriormente; hoy en día esta práctica es ilegal y todos los trozos de muro que te intentan vender en las postales, no son de verdad. A pocos metros del muro, y justo en la entrada al Checkpoint Charlie está el museo al aire libre de lo que este paso supuso en la Guerra Fría. Asimismo, justo enfrente de éste también hay un bar cuyos exteriores están cubiertos con arena. Se parece a un chiringuito de playa en medio de la ciudad, pero es que Berlín está repleto de ellos.

    Escrito por Laura Fernandez el 15 septiembre, 2011 | 3 comentarios
    , Sin categoría

    Curiosidades de Berlín | 29 de octubre de 2011 | 9:08 am

    [...] para vender estas piedras pero, años más tardé se prohibió. En el trozo que aún queda en Checkpoint Charlie se puede ver como tiene agujeros de haber intentado [...]

    [...] y las torres de vigilancia que guardaban la frontera. Muchos turistas se conforman con visitar el Checkpoint Charlie de Berlín y los restos del Muro, aunque si en realidad buscamos recuerdos reales de aquellos años, éste es [...]

    […] Checkpoint Charlie, Berlín […]

    Déjanos tu comentario