Viajes

Castellfolit de la Roca, descubriendo uno de los pueblos más bonitos de Cataluña

Castellfollit de la Roca es uno de los pueblos más pintorescos de Cataluña e incluso de toda España. Lo que hace de él un lugar tan especial es su emplazamiento sobre una estrecha franja de roca basáltica que apenas deja espacio para dos casas. Esta franja se eleva a una altura de 50 metros y se extiende a lo largo de un kilómetro.

Esta pequeña y peculiar área urbana está confinada por la confluencia de los ríos Fluvià y Toronell. La imagen de la iglesia y las casas altas en el borde del precipicio de basalto se ha convertido en una de las postales más fotografiadas y populares de esta región, y recuerda un poco a la de Ronda, en Málaga, y su famoso Tajo.

El peñasco de basalto donde la ciudad parece mantenerse en equilibrio nació de los restos de los flujos de lava de las erupciones volcánicas que tuvieron lugar aquí hace unos 200.000 de años. La lava, una vez solidificada, se convirtió en basalto, una roca dura que adopta diferentes formas dependiendo de los procesos de enfriamiento, contracción y división. De hecho las casas están construidas con esa misma roca.

Castellfollit de la Roca fue fundada en la época medieval. Entre sus lugares más destacados están la Plaza de Josep Pla y su fantástico mirador, o la antigua iglesia de Sant Salvador, que data del siglo XIII. También vale la pena realizar una excursión al cercano Parque Natural.

Fotos vía: La Vanguardia

Escrito por Daniel Terrasa el 5 noviembre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario