• Viajes

    Casamance, el secreto mejor guardado de Senegal

    La región de Casamance, situada en el sudeste de Senegal, muy cerca de las frontera con Gambia y Guinea-Bissau, fue una de las grandes mecas turísticas africanas en los años 70. Hoy, después de años de conflictos, vuelve a recuperar su trono de destino de viaje acogedor, exuberante y sorprendente.

    El paisaje con el que se encuentra el viajero que llega por primera vez a Casamance es bien distinto al del resto del país: altas palmeras, aldeas ocultas en la espesura, playas llenas de cocoteros… Para muchos, el paraíso africano por excelencia.

    Aquí, dos destinos nos permiten disfrutar del Senegal tradicional y genuino: por un lado la selva de Djibelor, que ofrece varios senderos señalizados y seguros además de una curiosa granja de cocodrilos; y más hacia la costa, la localidad de Edioungou, un pequeño pueblo aislado en medio del manglar al que sólo se puede llegar en canoa por el río. Su cerámica, que mezcla tierra y conchas picadas, es única en todo el continente.

    Cap Skirring presume de tener las playas más bonitas de África Occidental. Allí es donde se encuentran la mayoría de los hoteles. Frente a estas costas está la isla de Carabane, un paraíso secreto al que se llega en un trayecto de dos horas en ferry desde el puerto de Ziguinchor.

    La mayoría de la población de Casamance pertenece a la etnia Diola que, a diferencia de la mayor parte de los senegaleses, no son musulmanes. En Carabane además sus habitantes presumen de ser los más hospitalarios del país, algo que podrás comprobar durante tu visita.

    Fotos vía: Alamy

    Escrito por Daniel Terrasa el 6 marzo, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Viajes

    Déjanos tu comentario