Viajes

Caffè Sospeso, una solidaria tradición napolitana

caffe-sospeso

“Buenos días, ¿hay un café pendiente para mí?”. Cada día son muchos los que entran en alguna de las muchas cafeterías de la ciudad de Nápoles con esta pregunta. Es la tradición del Caffè Sospeso, una costumbre solidaria y que dice muy bien del carácter amable y ejemplar de los habitantes de una ciudad mravillosa.

Es una lástima que Nápoles sea más conocida por los crímenes de la camorra y del caos del tráfico urbano que por sus muchas virtudes, y una de ellas es la solidaridad. El Caffè Sospeso o café pendiente es una de ellas, relativamente reciente, que consiste en que un cliente de un bar pague su consumición y antes de marcharse deje otra pagada (generalmente un café) para que pueda ser disfrutado por personas sin recursos económicos.

La tradición del Caffè Sospeso fue recuperada hace solo unos años aunque parece ser que sus orígenes están en el siglo XVIII, precisamente durante la época de dominio español del sur de Italia.

Hoy son muchos los napolitanos que han adoptado la costumbre de dejar un café pagado, bien sea por norma o en ocasiones especiales, cuando hay algo que celebrar. Muchos de ellos se apuntan a la tradición por aquello del karma (uno recibe siempre lo que da) o simplemente por buena voluntad. Además, ninguna cafetería napolitana se niega a colaborar en estos pequeños actos de altruismo.

Ahora la tradición se ha extendido a otras ciudades del mundo pero el lugar genuino para practicarla es aquí, en la vieja, desordenada y seductora Nápoles. No dejes la oportunidad de sumarte a la iniciativa en tu próxima visita a la ciudad.

Fotos vía: La Stampa

Escrito por Daniel Terrasa el 5 octubre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario