• Viajes

    Bucear bajo el hielo

    A veces no hace falta viajar a países lejanos y exóticos para vivir experiencias increíbles. Por ejemplo, en los Pirineos, ahora que se acerca la temporada de invierno y empiezan a caer tímidamente las primeras nieves, podemos sumergirnos (nunca mejor dicho) en una experiencia única y excitante: bucear bajo témpanos de hielo.

    Fue el explorador alemán Willy Heinrich el primero que, en 1901, se atrevió a probar esta locura. Desde entonces, son muchos los que se han lanzado a imitarlo y cada invierno buscan lugares preparados para poder hacerlo. Uno de ellos son los Pirineos franceses, donde en algunas estaciones de esquí encontramos agencias que nos ofrecen la oportunidad de vivir esta experiencia.

    Una de ellas es la de Les Angles, situada a más de 1.600 metros de altitud en territorio galo, a unos 20 km de Andorra. Allí se encuentra el lago Matemale. Enfundados en trajes de neopreno, acompañados por instructores de buceo y respetando las medidas de seguridad más extremas, los amantes del turismo activo podrán sumergirse en este mundo subacuático, blanco y gélido.

    Aunque las inmersiones en el lac Matemale de Les Angles son las más famosas, aunque éste no es el único lugar donde practicar esta modalidad de buceo tan especial, casi mágica, rodeados de hielo blanco y cristalino, y a temperaturas extremadamente bajas. Por ejemplo, podemos bucear bajo el hielo en los lagos glaciares de Cabana Sorda, Tristaina, la Canaleta y el Forn, todos ellos situados en Andorra, o incluso en el Balneario de Panticosa, en el Pirineo Aragonés.

    Para reponer fuerzas y templar el cuerpo después de semejante experiencia, todas estas excursiones incluyen un almuerzo contundente con productos de la tierra y una bebida caliente (café o chocolate), ideal para compartir las sensaciones con el resto del grupo.

    Fotos vía: elle.es

    Escrito por Daniel Terrasa el 20 octubre, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario