Curiosidades, Reportajes

Britannia Airport, el futuro aeropuerto de Londres

aeropuerto-londres--644x362

Heathrow, Gatwick, City, Luton, Stansted… Muchos aeropuertos, pero insuficientes para una metrópolis como Londres. Las autoridades del Reino Unido buscan nuevas soluciones, algunas realmente innovadoras, y se barajan proyectos revolucionarios, como una isla artificial en el Támesis en la que se construiría el Britannia Airport.

Pero, ¿es de verdad tan grave la situación de los aeropuertos londinenses? Más de lo que uno podría pensar. Por ejemplo Heathrow, el aeropuerto de mayor tráfico de Europa y tercero del mundo, opera ya al 99% de su capacidad, y no hay terrenos suficientes para ni siquiera plantearse una ampliación.

Un aeropuerto-isla sobre el Támesis

article-2202557-14FE3C9B000005DC-308_634x366_popupEl London Britannia Airport podría convertirse en realidad en solo 10 años, después de una fabulosa inversión de nada menos que 56.000 millones de euros. Este monstruo constaría con seis pistas y podría operar las 24 horas en su ubicación, lejos de los núcleos de población, a ochenta kilómetros al Este de la capital británica, río abajo. Precisamente ese es uno de sus puntos fuertes: su emplazamiento lejos de las zonas de la capital con elevada densidad de población, que se librarían así del ruido.

El gran promotor de la idea es el alcalde conservador de Londres, Boris Johnson, por eso el proyecto ha sido bautizado como Boris Island, que tendría como consecuencia el cierre paulatino pero definitivo de Heathrow, que lleva operando como aeropuerto civil desde 1946. Las seis pistas de este aeropuerto-isla podrían gestionar tres o cuatro aviones a la vez durante todo el día. Además estaría conectado por tren de alta velocidad con la estación de St. Pancras, por autopista y también desde los muelles del este y centro de Londres.

El proyecto de Norman Foster

Airport-ThamesHasta ahora se han presentado varios diseños para este futuro faraónico aeropuerto. La más espectacular es la que en noviembre de 2012 presentó el arquitecto Norman Foster: un mega-aeropuerto de cuatro pistas en la isla de Grain en Kent, justo en el estuario del Támesis, al Este de la capital, muy parecido al que ya proyectara años atrás en Hong Kong, aunque mucho más grande.

En el proyecto de Foster figura una estación de tren bajo la terminal que conectaría los pasajeros con el centro de Londres en 26 minutos, una autopista de alta velocidad y un puerto de aguas profundas para descargar las carreteras de transporte de mercancía.

La capacidad teórica de estas instalaciones sería de unos 170 millones de pasajeros al año. La factura del London Britannia Airport: 60.000 millones de euros.

Fotos vía: dailymail.co.uk

Escrito por Daniel Terrasa el 2 enero, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Curiosidades, Reportajes

Déjanos tu comentario