• Sin categoría

    Boomerang, el clásico souvenir de Australia

    Muchos de los que viajan a Australia regresan a sus hogares con un curioso souvenir en la maleta: el boomerang, ese extraño bastón arrojadizo de forma curvada y pintado convivos colores que usaban los aborígenes para cazar. Te explicamos más sobre él.

    La gran virtud del boomerang es que, si se lanza de forma correcta, puede volver a nuestras manos después de alcanzar su objetivo. O eso al menos es lo que asegura la creencia popular. Lo cierto es que sí se usaron en su día, y aún hoy también, para cazar conejos o ahuyentar dingos.

    Boomerangs para turistas y boomerangs auténticos

    Probablemente la mayor parte de boomerangs que se venden en las tiendas de recuerdos no sirvan para más que decorar una habitación de tu casa, pero en cambio hay otros boomerangs “auténticos” que pueden comprarse en Australia y que incluso se usan para competiciones. Pero, ¿cómo reconocerlos?

    Un boomerang “de verdad” debe ser de madera, tener un grado de curvatura superior a 90º, los extremos afilados y un peso entre 2 y 4 kg y un acabado específico en las palas, con los ángulos de los bordes exteriores más gruesos que los interiores.

    Pero lo más eficaz es realizar la prueba y lanzarlo. Cuidado, no se lanza como un disco, sino levantando el brazo por encima del hombro en posición vertical.

    De este modo, un buen boomerang puede llegar a volar hasta 100 metros y regresar para caer de nuevo cerca del punto de lanzamiento. No se trata de magia del otro hemisferio, sino pura física: la demostración empírica del Principio de Bernouilli.

    Además de todo, debes saber que hay boomerangs para diestros y para zurdos. No olvides mencionarlo a tu vendedor australiano antes de comprar.

    Fotos vía: Ben Young

    Escrito por Daniel Terrasa el 13 diciembre, 2016 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario