Viajes

Bloemenroute, la ruta de las flores en Holanda

El arte de cultivar bellas flores tiene una larga tradición en Holanda. Todo empezó en el año 1593, cuando fue plantado el primer tulipán en suelo holandés. Desde entonces, el negocio de las flores se ha convertido en una seña de identidad del país y una destacada atracción turística. La Bloemenroute o ruta de las flores, es una buena forma de conocerlo.

Aunque el tulipán es el rey indiscutible, lo cierto es que en los Países Bajos se cultivan muchas clases de flores y los campos se pintan de colores llamativos ofreciendo un paisaje inolvidable y cautivador para el viajero, especialmente en el noroeste del país.

La Bloemenroute recorre la zona principal de cultivos florales de Holanda, desde Haarlem, cerca de Amsterdam, hasta Naaldwijk. Por el camino encontramos también las ciudades de Leiden y La Haya, y el espectacular Parque de Keukenhof, un lugar que por sí solo ya merece una visita.

Esta ruta serpentea a través de un arco iris de colores, cruzando campos y canales, con la visión de los típicos molinos tradicionales. Lo ideal, ya que estamos en Holanda, es recorrerla en bicicleta, aunque muchos prefieren hacerlo a pie e incluso aprovechar la tupida red de canales, auténticos caminos de agua, para llegar a todos los rincones de la región y obtener magníficas fotografías. Desde la distancia, estos campos de flores parecen una gigantesca colcha natural de colores.

No hay que dejar pasar la ocasión de detenerse en alguno de los mercados de la zona, como el de Lisse, para comprar bulbos que podremos plantar luego en casa. Y de paso, hincarle el diente a algún delicioso queso holandés, para redondear la experiencia.

Fotos vía: route.nl

Escrito por Daniel Terrasa el 27 mayo, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario