Viajes

Biarritz, la ciudad que mira al océano

Durante toda su historia, primero como puerto de balleneros y después como lugar de veraneo de la aristocracia francesa del siglo XIX, Biarritz ha estado viviendo de espaldas al continente y con la mirada puesta en el Océano Atlántico. Hoy sigue siendo un activo destino de vacaciones, el favorito de los surferos y de los nostálgicos de los veranos con glamour.

Todo lo que hay que ver en Biarritz se encuentra, como es lógico, al lado del mar: el casino, la Iglesia de Santa Eugenia, el Hotel du Palais, el faro…

Desde el Plateau de l´Attalaye se pueden obtener las mejores vistas de la Grande Plage, con sus paravientos de estética retro, con rayas horizontales blancas, azules, verdes y rojas, y del coqueto Port des Pêcheurs, donde los viejos pescadores se afanan en sus labores cotidianas, zurciendo redes y limpiando sus embarcaciones, exactamente igual que hace cien años.

Sobre él se levanta el Rocher de la Vièrge, o la Roca de la Virgen, unida a la costa por una pasarela construida por Gustave Eiffel y a instancias del emperador Napoleon III, que pasó muchos de los veranos de su vida aquí junto a su esposa Eugenia de Montijo. Este es uno de los lugares que no podemos dejar de ver en nuestra visita a la distinguida y elegante Biarritz.

La Cité de l´Océan y el Museo del Mar.

Además de mirar al Océano, Biarritz también le rinde homenaje con dos museos únicos en el mundo, ideales para ser visitados tanto por adultos como por niños. Lugares en los que asombrarse, disfrutar y aprender muchas cosas sobre el mar.

En lo alto de la Attalaye se halla la entrada al Musee de la Mer, con especies marinas de todos los rincones del planeta y un fantástico bar-cafetería con vistas privilegiadas a la Roca de la Virgen. Un rincón especialmente encantador en los días de tormenta.

Hacia el sur, casi llegando a Bidart, encontramos la Cité de l´Océan, un espacio para adentrarse en la aventura de las ciencias marinas, la exploración y los secretos del fondo marino. Los pequeños disfrutarán en la réplica del submarino que simulará llevárselos de viaje a las profundidades. Ambos museos se pueden visitar con una entrada combinada.

Fotos vía: biarritz.fr

Escrito por Daniel Terrasa el 14 septiembre, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Viajes

Déjanos tu comentario