Viajes

Bergerac, el pueblo de Cyrano

bergerac2

La pequeña localidad de Bergerac se hizo universal gracias a Cyrano, la obra maestra de Edmond Rostand que narra en verso las aventuras y los amores del famoso personaje de la nariz grande. Aunque solo sea por este reclamo turístico, vale la pena viajar a este encantador pueblo medieval de la región francesa de la Dordogne.

Precisamente las aguas del Dordogne (o Dordoña) atraviesan el casco antiguo de Bergerac, cuidadosamente renovado para que el visitante disfrute de un fabuloso paseo que lo transportará a otras épocas. El patrimonio de Bergerac sigue intacto y permite admirar en sus edificios los diversos estilos arquitectónicos de los siglos pasados.

Historia, música y gastronomía

36576042Algunos de los lugares que podemos descubrir aquí son el Museo del Tabaco en la Masion Peyrarède, la Place de la Myrpe, rodeada de casas tradicionales con entramados de vigas de madera en la fachada,  y por supuesto el Museo del Vino, pues aquí se elaboran excelentes caldos muy apreciados en todo el país.

No menos interesante es lanzarse a descubrir la gastronomía local y sus sabores legendarios, o los productos regionales del mercado semanal.

En Bergerac, destacada parada del camino francés hacia Santiago de Compostela, no es el teatro la principal expresión artística, como cabría esperar, sino la música. El pueblo acoge a lo largo del verano al menos tres grandes eventos musicales (dedicados al jazz, a la música clásica y al flamenco) que atraen a cientos de visitantes

¿Y qué hay de Cyrano? Pues la verdad, poca cosa aparte de los souvenirs de las tiendas y una estatua en su honor en una de sus plazas. Y es que Cyrano, aunque fue un personaje real, nunca pisó este lugar y pasó toda su vida en París. Simplemente tomó el apellido Bergerac por las tierras que su abuelo poseía aquí. Una curiosidad que decepciona a muchos de los visitantes.

Fotos vía: globalsiteplans.com

Escrito por Daniel Terrasa el 15 febrero, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario