• Viajes

    Belchite y los ecos de la Guerra Civil española

    A cuarenta kilómetros al sureste de Zaragoza, se encuentra el pueblo fantasma de Belchite, el llamado “viejo Belchite”, destruido en 1937 durante la Guerra Civil española. Sus restos son las cicatrices que sirven aún hoy para recordar a sus visitantes los horrores y el absurdo de la guerra.

    Belchite, una pequeña localidad sin intereses militares, se encontró repentinamente en pleno frente de batalla cuando el ejército republicano lanzó una ofensiva contra las fuerzas nacionalistas en el Ebro. Avanzando a través de estos pequeños pueblos mal defendidos y considerados puntos débiles en la línea de frente del ejército franquista, los republicanos planeaban tomar la capital aragonesa . Pero en Belchite se toparon con una feroz resistencia.

    Tras dos semanas de combates, la Belchite fue tomada por los republicanos. La batalla, que se saldó con cerca de 5.000 víctimas mortales de ambos bandos y muchos civiles, había destruido la población por completo, apenas unas pocas casas quedaron en pie.

    Concluida la guerra, el dictador Francisco Franco ordenó que las ruinas de Belchite quedaran intactas como recuerdo del conflicto armado. Por eso en la actualidad los visitantes pueden caminar entre los edificios destruidos y entrar en la iglesia del pueblo, o lo que queda de ella. También pueden visitarse las trincheras y los lugares desde donde disparaban las piezas de artillería.

    Hoy, en tiempos de paz, estas ruinas no solo nos evocan la barbarie de la guerra, sino que también han servido de escenario para la filmación de algunas pocas películas: Las Aventuras del Barón de Munchhausen (1988) o El laberinto del Fauno (2005) son algunas de ellas.

    Fotos vía: Amusing Planet

    Escrito por Daniel Terrasa el 10 enero, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario