• Viajes

    Beaumont-Hamel, donde las heridas de la Primera Guerra Mundial siguen vivas

    La localidad de Beaumont-Hamel, en el norte de Francia, vivió su particular infierno el 1 de julio 1916. Este tranquilo pueblo se vio de pronto en mitad de la batalla del Somme, una de las más sangrientas de la Primera Guerra Mundial. El lugar quedó literalmente arrasado: ni una casa, ni un árbol en pie. Hoy la hierba ha vuelto a crecer en estas colinas, pero las heridas en la tierra son todavía visibles.

    La guerra modeló el paisaje y su relieve: trincheras, cráteres de obus… Buscando refugio de la lluvia de bombas de los aliados, los soldados alemanes excavaron pozos y galerías subterráneas. Muchos colapsaron dando lugar a grandes agujeros. Todo el campo que rodea Beaumont-Hamel fue convertido en un gigantesco queso de Gruyère, humeante y ennegrecido.

    Pero si el paisaje, aún hoy, produce escalofríos, es todavía más impactante conocer el saldo de víctimas que dejó tras de sí esta batalla. Después del bombardeo, llegó la carga de infantería: un regimiento entero de soldados canadienses fue aniquilado en un solo día. De 780 hombres solamente regresaron con vida 68.

    Actualmente por toda la zona hay numerosos cementerios y monumentos conmemorativos referentes a la Batalla del Somme, Dentro de esta siniestra red, las treinta hectáreas del Parque Memorial Beaumont-Hamel ocupan un lugar destacado. Allí,sobre un montículo rodeado de rocas y arbustos, se levanta un gran caribú de bronce, el emblema del Regimiento de Terranova.

    Otros lugares que los aficionados a la historia suelen visitar son el Danger Tree (Árbol del Peligro), situado en tierra de nadie, alrededor del cual se encontraron los cadáveres de decenas de soldados canadienses, abatidos sin posibilidad de defensa por las ametralladoras enemigas. Y también el gigantesco cráter de  Hawthorn Ridge, oculto entre la espesa maleza.

    Si te interesa le tema, hay una lectura recomendada sobre el horror de la que entonces fue llamada Gran Guerra: Sin novedad en el frente.

    Fotos vía: heritage.nf.ca

    Escrito por Daniel Terrasa el 17 febrero, 2018 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario