• Viajes

    Batorama, recorriendo los canales de Estrasburgo

    La ciudad francesa de Estrasburgo, tiene una cosa en común con las ciudades de Venecia y Brujas: los canales. Precisamente uno de los grandes atractivos de la capital de Alsacia es navegar por estos caminos de agua y descubrir los grandes monumentos y algunos rincones secretos. Y todo a bordo del Batorama.

    Estos barcos alargados, especialmente diseñados para travesías fluviales, ofrecen paseos de algo más de una hora por Estrasburgo y alrededores. Uno de los tramos más bellos y evocadores son los de La Petite France, un barrio lleno de puentes y viejas casas con fachadas de entramado de madera que reflejan su elegancia en las quietas aguas de los canales.

    No menos interesante es el paseo por los famosos Puentes Cubiertos y el Canal de Vauban, cerca del curso del Rin. El Batorama también nos acerca hasta el barrio imperial de Neustadt y por los edificios de las instituciones europeas (hay que recordar que Estrasburgo es, junto a Bruselas, la sede oficial del Parlamento Euroepo).

    Si brilla el sol, los pasajeros disfrutan del paseo en la cubierta superior; si llueve, se refugian en la cómoda cabina interior, donde hay calefacción, disfrutando de un café o un chocolate. Hay audífonos en 12 idiomas distintos y rutas temáticas a lo largo del año, con precios que rondan los 12 € por persona. La más concurrida es la que tiene lugar en época de Adviento, cuando Estrasburgo se convierte en la capital navideña de Francia.

    El embarcadero principal del Batorama se encuentra en los muelles del Parc de l’Etoile, aunque los viajeros pueden subir y bajar del barco en las otras paradas: la de la Promenade Dauphine y la del Palais Rohan.

    Fotos vía: Tourisme Alsace

     

     

    Escrito por Daniel Terrasa el 7 julio, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario