Viajes

Ball’s Pyramid, una pirámide en medio del océano

Balls-Pyramid-Australia

No todas las pirámides están en Egipto. Ni todas sobre tierra firme, lo cual queda demostrado en Ball’s Pyramid, una espectacular formación geológica que se levanta con una asombrosa verticalidad en mitad del Pacífico unos 600 km al este de Sydney, Australia. Una pirámide natural que parece emerger de entre las aguas con la intención de perforar las nubes.

Este espectacular islote es más alto que largo (562 metros  por solo 300 de longitud) y en los días de tormenta aparece ante los barcos que surcan estos mares como una visión irreal, una isla de forma siniestra que bien podría servir como guarida secreta de algún malvado de ficción.

Fue descubierta en 1788 por el marino británico Henry Ball, que la bautizó con su nombre, pero hasta el año 1965 nadie se atrevió a escalar hasta la cima de la pirámide. No es una misión sencilla puesto que los escollos, las fuertes corrientes y los vientos hacen casi imposible que una embarcación ligera pueda acercarse a la isla sin riesgos. De hecho, hoy el acceso a la isla está restringido y la escalada a la cima, prohibida. Demasiados accidentes en los últimos años.

Como curiosidad, hay que señalar que en Pyramid’s Ball vive una especie de insecto gigante único en el mundo, un animal de aspecto prehistórico que habría llegado hasta nuestros días gracias al aislamiento que lo proporciona su hábitat. Y es que esta pirámide permanece solitaria y alejada del mundo conocido como vestigio de una formidable erupción volcánica que sucedió hace millones de años.

Visitar Pyramid’s Ball es complicado pero no imposible. Se necesita un permiso especial de la autoridad marítima australiana y afrontar una larga travesía desde el puerto de Sydney. Digamos que no es un paseo que suelan ofrecer las agencias de viaje al uso.

Fotos vía: nexttriptourism.com

Escrito por Daniel Terrasa el 25 noviembre, 2013 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Viajes

Déjanos tu comentario