Viajes

Bailando con lobos en el Polar Park de Noruega

Polar Park es el nombre de una hermosa reserva natural situada cerca de la localidad de Salangsdalen, en el salvaje norte de Noruega. En él habitan toda clase de animales en libertad: zorros, renos, linces, alces, osos… Pero la atracción más popular es el Camp Wolf, que ofrece a los visitantes la oportunidad única de interactuar de manera cercanna y personal con los lobos.

Animales hermosos sin duda, pero también temibles y feroces. La pregunta es: ¿cómo e sposible que estas criaturas aceptan la presencia y las caricias de los humasnos sin problemas? De hecho la ya connocida como “manada de lobos Salangen”, es el primer grupo de lobos de Noruega capaces de socializar con los seres humanos. Por increíble que parezca, aceptan su presencia como parte de su entorno e incluso llegar a lamer las manos y las caras de los visitantes.

Lo que ofrece Polar Park es pues una experiencia única que fascina especialmente a los amantes de la naturaleza. Los visitantes pueden compartir una hora de sus vidas con los lobos, acompañados en todo momento por cuidadores y especialistas que dan explicaciones sobre todo aquello que se desee saber sobre estoa animales mientras  jugamos con ellos.

El parque organiza también una actividad llamada Night Howling que consiste precisamente en eso: aullar a la luna junto a los lobos, en una comunión perfecta entre hombre y animal.

Como es lógico, hay ciertas normas de seguridad y sentido común que deben ser respetadas. Por ejemplo, sólo se permite el acceso al recinto a los mayores de 15 años y se debe seguir un protocolo estricto de conducta una vez allí: los visitantes no deben acercarse a los lobos sino dejar que ellos vengan atraídos por la curiosidad. Deben evitarse los movimientos bruscos, mantener la calma, y mostrarse confiado y relajado.

Y no hay que olvidar que los lobos de Camp Wolf no reaccionan igual que el resto de sus congéneres: si en tu viaje por Noruega o cualquier otro lugar del mundo te cruzas con un lobo, no trates de acariciarlo ni abrazarlo, pues te puede costar muy caro.

Fotos vía: Visit Norway

Escrito por Daniel Terrasa el 22 agosto, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario