• Curiosidades, Viajes

    Australia, un país de presidiarios

    No malinterpretéis, no quiero ofender a ningún australiano. Aunque estoy segura de que, quién lo sea, sabrá de lo que hablo, aunque hayan intentado ocultar sus orígenes durante siglos. Australia es uno de los países más soñados, casi un paraíso inalcanzable a donde sólo unos pocos tienen la oportunidad de ir de vacaciones. La imagen que tenemos de ella es bastante idealizada. No porque realmente no sea así, que no lo pongo en duda; sino porque ¿qué sabemos realmente de Australia? Ponte a contar: koalas, canguros, surferos, tarántulas, playas impresionantes… pero, ¿qué más?

    Sí, esta pregunta puede que se la haya robado a Bill Bryson, en cuyas “Antípodas” nos desvela algunas curiosidades de este país en las que posiblemente nunca hasta ahora habíamos reparado. Una de ellas es precisamente esta: sus orígenes, a los que realmente no se le pueden poner fecha, ya que a pesar de que el país estaba habitado por aborígenes cuando los colonos ingleses llegaron, éstos nunca repararon en ellos ni se preocuparon de su procedencia, es más, disparaban contra aquel que encontraban. Lo cierto es que, a pesar de ello, muchos historiadores consideran que pudo haber sido hace más de cuarenta y dos mil años.

    Los primeros colones británicos llegaron entre 1770 y 1778 y con lo que se encontraron fue con un lugar árido y desértico que a penas tenida vida, aunque en él habitaban los insectos y animales más peligrosos del mundo. De hecho, hoy en día sigue siendo uno de los lugares en donde hay especies que sólo allí existen y que son las más mortíferas del mundo: véase la medusa cofre, los cocodrilos o la cantidad de especies de serpientes y arañas que allí existen (para que te hagas una idea, la viuda negra no es la más venenosa).

    Por ello, los británicos decidieron desembarcar allí a unos 700 presidiarios a su suerte, ya que no había lugar donde pudieran escapar. El problema con el que se encontraron al llegar es que entre ellos no había agricultores, ni albañiles, ni tenían conocimientos de medicina, etc. Sin embargo, se supieron organizar. Empezaron creando una granja, ayudándose entre todos, aunque les faltaban muchas cosas básicas como ropa adecuada para las lluvias, mantas, calzado, etc. Sin embargo, nunca pudieron volver y aquellos hombres, desprovistos de todo, fueron los primeros habitantes no indios que habitaron el país.

    Ilógicamente, si vistáis el Museo Marítimo Nacional de Sydney, aunque podéis encontrar documentación de estos hechos y sugieren que los primeros colonos no llegaron voluntariamente, tampoco se explica que eran presidiarios los que crearon las ciudades y pueblos que hoy en día llaman la atención de todos los viajeros. El único lugar en donde sí se pueden ver las huellas que los ex convictos dejaron es precisamente en Cadmans Cottage (construido por ellos), the Rocks y en la estación de cuarentena de Manly, donde eran enviados nada más llegar a la isla. Los orígenes de Australia siempre han estado bastantes silenciados.

    Fuente: Bryson, Bill. En las Antípodas (Down Under), RBA año 2000.

    Escrito por Laura Fernandez el 29 septiembre, 2011 | 3 comentarios
    Etiquetas: , , , , Curiosidades, Viajes

    Canalviajes (@Canalviajes) (@Canalviajes) | 29 de septiembre de 2011 | 10:22 am

    ¿Sabes que Australia fue colonizada por presidiarios? http://t.co/akXwOv1X

    karin mangan | 29 de septiembre de 2011 | 3:44 pm

    Que interesante esta informacion,tan curiosa como desconocida, me gusta saber un poco mas de este pais. Asi cuando vaya visitare los sitios que hicieron esos presis.me gusta este blog,un saludo.

    Laura Fernandez | 30 de septiembre de 2011 | 6:57 am

    Muchas gracias, Karin. Nos alegramos de que te guste ;) Nosotros también esperamos ir pronto Australia, ¡tiene tanto por ver!

    Déjanos tu comentario