• Noticias, Reportajes

    Así es la ‘cremà’ fallera

    Faltan dos días para que las Fallas de Valencia alcancen su punto álgido. La cremà coincide con el día del padre. El ritual (de lo primero) comienza poco antes de las doce de la noche del 19 de marzo. Un año más, observaremos las lágrimas de los falleros y falleras tras ver deshecho el duro trabajo, y las caras de sorpresa de los turistas ante esta reacción.

    Entre mascletà y mascletà, Valencia se va de fiesta. Las Fallas tienen los días contados: el lunes, se desarrollará la tradicional cremà. Para quien no sepa de qué va, aquí va una breve explicación.

    Quemar una falla es todo un ritual. Poco antes de las doce de la noche del 19 de marzo, se dispara un castillo de fuegos artificiales como preludio. Después se retiran las vallas que rodean al monumento grande, se agujerea, se rocía de gasolina y se prepara una traca incendiaria. Seguidamente, se prende la falla y, si se ha encendido bien (no siempre lo hace a la primera), notaremos un calor insoportable. Mientras se quema, el público ve cómo va apareciendo el armazón y los ninots van consumiéndose, y espera ansioso que caiga el remate. En este momento, el público aplaude, y sigue viendo cómo lo que queda va convirtiéndose en brasas. De manera intercalada, se escuchan los llantos de los falleros y falleras, que ven cómo la fiesta termina también para ellos.

    Y es que no deja de sorprendernos el final un tanto masoquista de la fiesta valenciana por excelencia. Según El Mundo, las Fallas 2012 quemarán cerca de 9 millones de euros. Visto así, sí que es para echarse a llorar.

    Fuente: Distrito Fallas

    Escrito por Marta Rosella Gisbert el 16 marzo, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , , Noticias, Reportajes

    Déjanos tu comentario